Análisis: Rodrigo Caio Coquette Russo

Fecha del análisis: 07/08/2016
Club: São Paulo F.C. (Serie A)
Rol: central.
F.Nacimiento: 17/08/1993
Altura: 1,82 m.

Descripción:

Una de las mayores promesas del fútbol paulista de los últimos años, Rodrigo Caio está de nuevo en la rampa de salida tras sus fallidos traspasos a Valencia C.F.  y C. Atlético de Madrid en 2015. Este verano, de nuevo, Europa llama a sus puertas, según comentan en Brasil, de la mano de S.S. Lazio y Sevilla F.C. Se formó como jugador en la cantera de São Paulo F.C., hasta que en 2011 dio el paso al primer equipo. Teniendo en cuenta solo partidos de liga, en esta temporada disputó ocho partidos, en 2012 un total de siete encuentros y su mejor año, hasta ahora, ha sido 2013, donde jugó treinta y seis partidos, la mayoría de ellos como pivote. Cuando su carrera iba en auge, tuvo el infortunio de una grave lesión en 2014 que lo apartó en torno a ocho meses de los terrenos de juego. A priori, y en vistas del número de partidos jugados desde entonces, Caio parece estar totalmente recuperado de la misma.

Posicionalmente, podemos destacar su polivalencia, ya que puede actuar como central diestro o como pivote defensivo. En este último puesto, se encarga más de ocupar la posición táctica y estar concentrado a las acometidas del rival, que perseguir al rival y atosigarlo hasta robarle la pelota. Además, no es usual verlo entrar a ras de suelo o fuerte al contrario, pecando de falta de contundencia, lo que le merma sobre todo en su rendimiento como central. Porque aunque intente ir fuerte al choque, hay que decir que tampoco es que posea una gran musculatura para ganar los cuerpo a cuerpo.

Por otro lado, su mejor virtud podría decirse que es su salida de balón. Tiene buen toque con su diestra, ya sea para pases en largo, en corto o a media distancia, desahogando de manera sobrada la presión del rival. En referencia a ello, le encanta subir el esférico conducido hasta zonas de mediocampo si el rival se encuentra replegado en su terreno de juego y desde ahí apoyar en la distribución. Esto sin duda son capacidades adquiridas de su paso como pivote por la cantera de su actual club y que le han otorgado esa polivalencia.

En el juego aéreo no podemos ponerle al nivel de sus dos compañeros de zaga Maicon y Lugano que son auténticos cazadores en los saques de esquina o faltas laterales. Rodrigo Caio suele ser mejor en  segundas jugadas de estas acciones, intentando colocarse de manera favorable para el remate. Con esto tampoco queremos decir que sea flojo en las jugadas a balón parado, pero el seguidor no puede esperar mucho de él.

Por último, su evolución va unida a la convocatoria de la selección para la Copa América o en la actual Juegos Olímpicos, pero desde luego su nivel esta lejos de lo que se esperaba. Particularmente, en Europa se le ve más de mediocentro que de central, pero habrá que tener paciencia en su rendimiento para ver si realmente sirve para el más alto nivel. Su juventud y su esperada proyección lo avalan.

Cualidades positivas:

  • Polivalencia
  • Salida de balón
  • Colocación
  • Proyección