El once sin minutos.

En este medio año ya se empieza a percibir que jugadores van a tener más protagonismo que en 2015 o quienes son las sorpresas de la competición, pero también tenemos la otra cara de la moneda. Nos referimos a aquellos futbolistas que están teniendo menos minutos de lo que en un principio se pensaba que tendrían o bien nuevos fichajes que merecen seguir su proyección con más partidos en sus piernas. Son, por ende, oportunidades de mercado en este final del mes de Agosto.

CÉSAR (A.A. PONTE PRETA)

Año 92. Cedido por C.R. Flamengo a principios de temporada, este joven portero no ha gozado de los minutos que tanto club cedente como jugador deseaban, siendo incluso menos de los que tuvo en en su club de origen el año pasado, donde disputó catorce encuentros. Con proyección y buenas cualidades de reflejo, necesita regularidad y a buen seguro saldría sin apenas coste del conjunto de Río de Janeiro.

JOÃO PEDRO (S.E. PALMEIRAS)

Año 96. La contratación de Tchê-Tchê y Fabiano y el invento táctico de Cuca, que sitúa a Jean en el lateral derecho, impiden a uno de los laterales diestros brasileños con mayor proyección poseer minutos para crecer y sobre todo mejorar en defensa, su punto flaco. A favor, su potencia, velocidad y combinación en sus subidas. Su contratación en Europa sería idónea sobre todo con vistas al futuro.

OSWALDO HENRIQUEZ (S.C. RECIFE)

Año 89. Comenzó a principios de año siendo titular en la zaga de S.C. Recife junto a Matheus Ferraz, pero la experiencia que aporta Durval y el rendimiento que está otorgando Ronaldo Alves han relegado a la suplencia a este central colombiano que llegó procedente de A&B Millonarios F.C. en enero. A decir verdad, creemos que es un defensor con bastantes cualidades para contar con más minutos (solo ha disputado tres partidos en esta primera vuelta), destacando sobre todo su juego aéreo.

MANOEL (CRUZEIRO E.C.)

Año 90. Entre lesiones y cambios de entrenadores, Manoel no está siendo el pilar defensivo que fue el año pasado. Un Cruzeiro E.C. que, realmente, teme por su permanencia en Serie A. Jóvenes como Bruno Viana le han pasado por la derecha, y su pareja en 2015, Bruno Rodrigo, sigue siendo un fijo para la zaga. Estamos ante un central físicamente muy poderoso y cuya principal cualidad es la rapidez con la que va al cruce.

GUILHERME ARANA (S.C. CORINTHIANS PAULISTA)

Año 97. S.C. Corinthians Paulista es un club que rota muy poco y eso merma a los teóricos suplentes. Entre ellos está este lateral zurdo que, muy por delante, tiene al titular Uendel. A día de hoy está siendo seguido por el Sporting Club de Portugal y posiblemente sea de aquellas contrataciones a bajo coste que, posteriormente, se convierta en una venta que duplique o triplique el precio de adquisición. Sube con una velocidad y potencia muy reconocibles y suele ser un futbolista con bastante resistencia.

RODRIGO (S.E. PALMEIRAS)

Año 94. Fue de los primeros fichajes de este 2016 de S.E. Palmeiras, procedente de un Goiás E.C. con jóvenes valores que descendió a Serie B, pero en el que fue de los más destacados. Pivote con movilidad, que aúna destrucción con distribución y llegada, no ha disputado ningún minuto en este Brasileirao, fruto del gran número de pivotes que el club paulista posee. Seguramente salga a coste cero o por un precio muy bajo y, dotaría de competencia a cualquier pivote de la segunda división española o un perfil bajo de la primera.

EDUARDO (C.A. MINEIRO)

Año 95. Pese a que tiene mayor protagonismo que el año pasado, Eduardo es un mediocentro que tiene escasas oportunidades debido al nivel y al número de futbolistas de los que C.A. Mineiro dispone en su posición. Sus cualidades físicas y técnicas, su llegada en segunda línea y sus condiciones contractuales lo hacen ser un futbolista muy interesante por el que apostar. Ya hablamos de él como una oportunidad de mercado de la Serie A.

RHAYNER (A.A. PONTE PRETA)

Año 90. Excepcional papel en el ascenso de E.C. Vitória en 2015 que tuvo como consecuencia su contratación por parte de A.A. Ponte Preta. Sin embargo, la figura de Clayson y decisiones técnicas le han cerrado las puertas. Velocidad, conducción, verticalidad y gol son condiciones, de sobra, para conquistar una plaza en algún club de la segunda división española o perfil bajo en la primera.

TONY (AMÉRICA F.C.)

Año 86. Uno de los casos quizás que más puedan sorprender este año, si bien las lesiones musculares también han tenido mucho que ver. Hablamos del hombre que llevó la manija creativa de América F.C. en la Serie B y uno de los principales artífices del ascenso del conjunto de Minas Gerais. Ante la decepcionante temporada que este año están llevando a cabo, se antoja que un jugador que conoce bien estas situaciones, llevé el timón en el último intento, a la desesperada, por la salvación.

PEDRO ROCHA (GRÊMIO F.P.A.)

Año 94. Posiblemente sea el hombre de más calidad de todos los que hemos nombrado y, por ende, el que más fácil lo tenga para revertir la situación. Pedro Rocha no está defenestrado, ni mucho menos, pero entre Giuliano, la llegada de Bolaños y el gusto de Roger Machado por los jóvenes de la cantera como Guilherme o Lincoln, han llevado a Pedro Rocha a contar con bastantes menos minutos que en 2015, pasando a ser el jugador número 13 o 14 del conjunto de Porto Alegre, cuando su calidad lo hacen ser de obligada alineación. Si tuviesemos que apostar fuerte por un extremo relación precio-calidad, Pedro Rocha sería el hombre.

LUIS HENRIQUE (BOTAFOGO F.R.)

Año 98. Un caso que se repite en la historia del fútbol, pero que no deja de ser menos sorprendente. Luis Henrique debutó en 2015 con Botafogo F.R. y cazó con diecisiete años la camiseta de titular. Cuando todo hacia presuponer que sería el líder ofensivo en la Serie A, le pasaron por delante Sassá y el ya jugador del T.S.V. 1860 Múnich, Ribamar. Muy pocos minutos para este futbolista que, sin duda, está ante un año difícil de su carrera, pero quizás uno de los más importantes para su futuro.