Entrevista: Óscar Sáenz.

Óscar Sáenz

Óscar Sáenz
Imagen por: @oscarsaenz89

La corta carrera de Óscar Sáenz sorprende a propios y extraños. Nacido en el año 89 y, por lo tanto, con tan solo 27 años, puede presumir de dirigir a un club del grupo XVI de la Tercera División Española, el Club Deportivo Tedeón, como paso previo a un sueño que persigue desde pequeño: estar presente en la élite del fútbol.

Sin embargo, nuestro protagonista, además, tiene un currículum con experiencia foránea. Inclusive en otro continente y con una cultura del fútbol muy distinta a la nuestra. Óscar Sáenz fue, durante un tiempo, coordinador técnico de las categorías base de Avaí F.C., equipo que en 2015 descendió a Serie B y ahora lucha por volver a la máxima división brasileña. Allí se pudo enriquecer de unos conceptos muy antagónicos a los que estamos acostumbrados, además de tener a sus órdenes a jóvenes que, como ocurre con Wallace de Grêmio F.P.A., son o están despuntando como figuras futbolísticas de su país.

Desde Fútbol y Progreso nos pusimos en contacto con él, a sabiendas de lo valioso que nos podía aportar. El extracto de la entrevista, es el siguiente.


“El clima marca el devenir del fútbol en Brasil”.

FyP: ¿Cómo se le presentó la oportunidad de ir a Brasil?

Tuve la oportunidad junto a varios compañeros de Licenciatura de optar a una beca en Brasil. Durante la estancia realicé las prácticas en Avaí y posteriormente el coordinador me llamó a su despacho para ofrecerme entrenar a un equipo dentro de la estructura profesional del Club. Me lo pensé y al final llegamos al acuerdo de ser el coordinador técnico de las categorías bases del club y ayudar en el día a día a los entrenadores y jugadores.

FyP: Se le puede considerar casi pionero en el marco de una emigración de un español al fútbol brasileño. ¿Qué motivos pesaron a favor de la decisión de marcharse a un país que no se caracteriza por una fuerte inmigración española?

Allí tuve la oportunidad de conocer a varios españoles, pero la mayoría eran scoutings de equipos grandes o Agentes FIFA. Los motivos fueron simples, conocía a la gente de allí y me gustaba aprender otro idioma y perfeccionarlo. No hay migración debido a los papeleos que te piden, y por eso mismo no pude cumplir un año más de contrato que me vinculaba al club.

FyP: ¿Le fue fácil la integración en el día a día de Brasil? ¿Quién le fue de gran ayuda?

La integración fue muy fácil gracias a mis compañeros, allí nos juntamos con muchos portugueses, colombianos, argentinos… En el trabajo tampoco tuve problemas por los empleados del club y los mismos jugadores profesionales y de las categorías bases.

FyP: ¿Sigue manteniendo buenos contactos allí?

Sí, por supuesto. Con el coordinador general del club, Diogo tengo mucha relación y con Flavio Roberto que actualmente ocupa mi puesto, el cual jugó en grandes equipos de Brasil. Además, debido a un trabajo que tuve los años posteriores, sigo manteniendo relación con bastantes Agente FIFA y, por supuesto, con varios jugadores.

FyP: Usted estuvo trabajando, como nos indica, en la cantera de Avaí F.C., ¿han llegado muchos futbolistas, del entorno en el que estuvo, a la élite del fútbol brasileño?

Sí, varios han salido a jugar a ligas como la china, eslovena, portuguesa… pero el más destacado es Wallace de Gremio que ha sido titular en el mediocampo de la Brasil que se ha proclamado campeón de los Juegos Olímpicos disputados en Río de Janeiro. Además, permanece aún en Brasil Renan Martins que debutó el año pasado en Serie A con 17 años, pero ahora lleva alejado por una enfermedad bastante tiempo.

FyP: ¿Qué diferencias notó entre el fútbol español y el brasileño?, ¿cuál es la mejor cualidad que poseen?, ¿y la peor?

Las diferencias son muy grandes, sobre todo por las diferencias culturales entre países. Allí el clima marca el devenir del fútbol. En cuanto a la mejor cualidad del futbolista brasileño es, sin duda, el talento. Es consecuencia de ser de un país con casi 200 millones de habitantes, siendo el sueño de una muy buena parte, jugar y vivir del fútbol. Lo peor, es la extrema pobreza que sufren muchos jugadores en sus etapas de base.

FyP: Y en el día a día del fútbol base de Brasil, ¿cómo es el trabajo? ¿qué dificultades presenta?

La primera dificultad es el clima, demasiada calor o muchas lluvias tropicales que hacen que tengas que cambiar horarios, lugares de entrenamiento… En ese sentido, tengo que darle las gracias a Evandro, un mítico jugador de Avaí entre otros, puesto que nos dejaba sus instalaciones para entrenar en días de mucha lluvia.

FyP: Si se tiene que quedar con un momento de esta experiencia, ¿cuál sería?

Los campeonatos que conseguimos con el sub15, sub17 y sub20 en la temporada que pude estar junto a ellos. La felicidad era diaria en estos tres equipos, recuerdo especialmente el ambiente que había en los trayectos de autobús hacia los partidos. Eran auténticos conciertos.

FyP: ¿Por qué crees que hay tan pocos españoles que históricamente han emigrado del fútbol español? ¿Por qué prefieren otras ligas exóticas?

Creo que cuando yo volví a España tanto Miguel Ángel Portugal como Fran Mérida fueron para Atlético Paranaense e incluso se de buena mano que muchos jugadores de buen nivel han podido recalar allí, pero la verdad, no entiendo porque no quieren jugar en Brasil.

FyP: A colación de este tipo de ligas, ¿cómo valora el impacto para el panorama internacional que haya grandes futbolistas como Renato Augusto, Jádson o Geuvanio, que marchen a países asiáticos?

Y cada día más jugadores van a ir a estos países. Allí les ponen más facilidad burocráticas y sobre todo, económicas. Por ejemplo, respecto a Geuvanio, tuve la autorización para trabajarlo aquí en España, pero se decantó por ir fuera.

FyP: Actualmente el Brasileirao está al rojo vivo, ¿quién piensa que se alzará como vencedor?

Palmeiras lo está haciendo muy bien, pero veo últimamente a Corinthians muy fuerte y va a depender sobre todo, de que jugadores se van y cuales se quedan. Eso es lo bonito del Brasileirao, que nunca sabes que va a acontecer.

FyP: ¿Cómo ves el futuro de la selección brasileña y la elección de Tite como técnico de la absoluta?

Me parece una elección fabulosa, con todos mis respetos, muy por encima de la de Dunga. Brasil acaba de ganar los Juegos Olímpicos y estoy seguro que dará que hablar en Rusia y Qatar.

FyP: ¿Gabriel Jesus, Gabriel Barbosa o Luan Guilherme?

Gabriel Barbosa porque, sencillamente, es el único que he podido ver en directo. No se si su fichaje por el Inter de Milán en la liga italiana es la mejor decisión de todas. Me hubiese gustado verle en la Premier o en España.

FyP: ¿Meditas en el futuro volver al Brasileirao ya como primer entrenador si se presentase la oportunidad o por el contrario crees que no sería lo mejor para tu carrera?

Es una posibilidad que me atraería mucho. Me han salido opciones de Bolivia, Camerún y China, pero nunca me he decantado. Pero Brasil es diferente. Es un país al que le tengo mucho cariño y tengo allí mucha gente a la que aprecio y me ha ayudado.

Sobre su presente, ¿cómo afronta este año su experiencia en el C.D Tedeón? ¿cuál es su objetivo esta temporada?

El C.D Tedeón es un equipo humilde del Grupo XVI de la Tercera División. Con 27 años afronto esta experiencia como un aprendizaje con jugadores que dan el cien por cien de ellos por mejorar día a día privándose de estar tiempo con sus seres queridos por jugar al fútbol, ya que la totalidad de la plantilla trabaja o estudia. El objetivo es muy claro, salvar la categoría.

FyP: Para ello, ¿qué estilo de juego prefieres adoptar? ¿Te consideras un entrenador resultadista o que prefiere dar, además, espectáculo?

Todo el mundo que me conoce sabe que me gusta el trato con el balón y, aunque soy Licenciado en INEF, pienso que la preparación física se hace con el balón y todo con miras al sentido táctico. Una combinación de la periodización táctica junto con la técnica tradicional, priorizando la prevención de lesiones en algo individualizado para la mejora de lo global, que es el grupo.
Pero estamos en un mundo resultadista y jugar bien implica realizar todas tus acciones bien, no sólo jugar en corto. Hay que adaptarse a tus jugadores, al rival, al campo.

FyP: Por último ¿qué planes tienes para el futuro a nivel profesional?

Me gustaría volver al plano profesional, pero se que aquí es muy difícil. Tengo 27 años y confío en mis posibilidades, aunque se muy bien que en este mundo si no tienes un buen padrino, es complicado. Pero junto a mi cuerpo técnico confío en que todo nos vaya bien y volvamos a tener de nuevo la oportunidad, ya sea aquí o en el extranjero.