Una vez más la realidad

Desde Fútbol y Progreso muchas veces, hasta rozar el hastío, hacemos hincapié en la humanización del fútbol. En el porcentaje inmenso de profesionales de este deporte que trabajan mucho para con dificultad tener un sueldo. Las penurias del fútbol base. La falsedad que se esconde detrás de tanto éxito, en tantas ocasiones. El fútbol, como cualquier cosa de la vida tiene una filosofía. Es filosofía. Y como tal enseña. Esta sección tiene tanto “amor por la sabiduría”, como pocos lectores. Eso da la libertad al que escribe para insistir en las ideas que quiere, contaros los cuentos que le apetece y esperar que, aunque seamos pocos, seamos fieles en todos los sentidos.

Esta vez más que contar una historia vamos a dejaros con ella. Una vez más no es oro todo lo que reluce, una vez más cuando dejas de ser el mejor “desaparecen los que solo quieren hacerse la foto”.

Cristina Cubero llamó, como periodista y ya por entonces amiga del futbolista, a los tres días de estar en la clínica porque era Ronaldo. El delantero era una súper estrella que estaría agasajado por personas, amigos interesados y desinteresados. ”Estará repeliendo entrevistas”, ”no lo quiero molestar”. La prudencia de una periodista y ya por entonces amiga. Se equivocaba.

El siguiente vídeo, no tiene que ver con Brasil, pero tiene que ver con el fútbol. La historia es la misma, y se vive cada día. Insistimos en que con esto no queremos hacer más héroe a nadie. Si no humanizar, acercar profesiones, que no haga falta una lesión para que los de fuera vean personas y los de dentro se crean humanos.