Entrevista: Thiago Arantes, un Fórmula 1 del fútbol.

Las personas cuando tienen conocimiento de lo que hablan desprenden un halo de tranquilidad que embauca a quienes escuchan. Thiago Arantes es una de esas personas que puede hablar con autoridad sobre fútbol brasileño desde Europa, y sobre la conexión de esas dos palabras que incluso a veces ambas son una sola.

A pesar de su peculiar carrera y su juventud, Thiago, ve el fútbol de una manera madura, profesional e inteligente. Comentarista de Bein Sports y GolTV, ha trabajado para los medios más importantes de su país. Se puede y se debe aprender de esta entrevista en la que se repasan temas como pasado y presente del fútbol brasileño, la Seleçao, sus jugadores favoritos o Neymar, este último quien es para él uno de los mejores jugadores de la historia de Brasil.

Grande, generoso y humilde compañero al que recomendamos seguir (para quien aún no le conozca) en Twitter. Esperamos que disfruten de una de las entrevistas que más nos lo han hecho hacer a nosotros.


“S.E. Palmeiras (1993) y Cruzeiro E.C. (2003) fueron equipos increíbles.”

FyP: ¿Cómo comienza su carrera dentro del fútbol? ¿Tuvo que cubrir algún equipo en particular?

Mi carrera en el periodismo empezó lejos del fútbol. Entre el 2002 y el 2006 trabajé en el ámbito del motor, sobre todo estuve muy ligado a la Fórmula 1, para webs de Brasil. Luego en el 2006, un amigo que trabaja para la Folha de São Paulo, uno de los diarios más grandes de Brasil, me dijo que necesitaban gente para trabajar en la redacción durante el Mundial de Alemania. Yo, que siempre me había interesado el fútbol como aficionado, pensé que era una buena oportunidad y entonces empecé. Y por lo que se puede ver, no lo dejé jamás.

Aun así, en los años siguientes (ya fuese en la Folha de Sao Paulo, Estado de Sao Paulo y ESPN.com.br), nunca me dediqué en exclusiva al fútbol y cubrí, por ejemplo, carreras de Fórmula 1, los Jogos Pan-Americanos y los Juegos Olímpicos de Londres, en el 2012.

Cuando vine a vivir a Barcelona para trabajar como corresponsal de ESPN Brasil, en el 2013, por el tamaño de noticias del F.C. Barcelona, Real Madrid C.F. y C. Atlético de Madrid, empecé a cubrir sólo fútbol. Es raro, pero el primer club del que cubrí el día a día fue el F.C. Barcelona.

FyP: ¿Recuerdas tu primer partido que cubriste como periodista? ¿Cuál fue el resultado?

Mi primer partido en el Camp Nou fue un F.C. Barcelona vs A.C. Milan, correspondiente a la fase de grupos de la UEFA Champions League, en la temporada 2013-2014. Ganó el F.C. Barcelona por 3-1.

FyP: Has podido ver numerosos campeones del Brasileirao, pero si te tuvieras que quedar con un equipo en concreto de todos estos campeones, ¿cuál sería? ¿por qué?

Me quedo con dos, el S.E. Palmeiras del 1993 y el Cruzeiro E.C. del 2003. Curiosamente, los dos comandados por el mismo entrenador, Vanderlei Luxemburgo, que en aquellos momentos tenía matices revolucionarios en el fútbol brasileño.

El S.E. Palmeiras era un equipo increíble, con jugadores que ya eran consagrados o estaban por convertirse en cracks mundiales. Los laterales eran Mazinho y un joven y muy prometedor Roberto Carlos en el centro de campo, pivotes de los mejores que he visto en Brasil, como César Sampaio y Flávio Conceição, y arriba podían escoger entre Edílson, Evair, Edmundo o Rivaldo. Aunque manejar tantas estrellas fuera complicado, aquel equipo funcionó muy bien y también fue campeón el año siguiente.

Diez años más tarde, el Cruzeiro E.C. apareció con un fútbol también muy atractivo. En él primer campeonato en el formato actual de liga, ganaron sobrados… Tenían a Alex de Souza en su mejor momento, y creo que no ha habido desde entonces un jugador con tanta transcendencia en un título como él en aquella temporada. Además, la defensa era muy buena: los laterales (Maurinho y Leandro) vivían un año especial, los centrales Edu Dracena y Cris no se equivocaban, y en portería surgía la figura de Heurelho Gomes, todavía un joven antes de hacer carrera en Europa. No era un equipo de tantos cracks como el S.E. Palmeiras que he comentado antes, sino de un crack muy bien asesorado, lo que también tiene mucho mérito.

FyP: Durante estos años, ¿crees que ha cambiado mucho el fútbol brasileño y la visión del fútbol sobre el césped? Si es así, ¿qué mayor cambio destacarías?

Creo que en el día de hoy, el fútbol se ha convertido (después de mucha resistencia) en un deporte mas estudiado, trabajado y científico. La tecnología, el uso de datos de desempeño, estadísticas, análisis de rivales… todo esto que otros deportes ya tenían hace años, ha llegado al fútbol con mucha fuerza y se ha convertido en un elemento muy importante. El talento siempre tendrá lugar, pero hoy, para tener un equipo ganador, es preciso adaptarse bien a este fútbol de la “era de la información“. Mi crítica a la mayoría de los entrenadores brasileños viene a raíz de esto. Muchos se fían de conceptos abstractos como “motivación”, “intensidad”, “garra” y no han evolucionado en temas más urgentes en la nueva cara del deporte.

FyP: Actualmente estas afincado en Barcelona y llevas ya varios años en nuestro país, sigues en primera persona el fútbol europeo, por lo que tienes esa doble visión del fútbol sudamericano y el fútbol del viejo continente. Manejando ambas con gran conocimiento. ¿Existe tanta diferencia entre el fútbol de tu país y el de España?

Creo que hay algunas diferencias importantes. La más grande de ellas tiene que ver con los proyectos de los clubes. En Brasil se piensa muy en corto plazo y los entrenadores duran muy poco – hay un promedio de casi un cambio de entrenador por jornada en el Brasileirao – En el tema técnico, también creo que la liga española es mejor, porque hay jugadores y entrenadores mejores, lo que casi siempre te lleva a tener equipos mejores. En favor de Brasil, tenemos la competitividad. El campeonato siempre empieza con seis o siete candidatos al título, algo que claramente no pasa en España.

FyP: A colación de ésta pregunta ¿cree usted que existe un elemento diferenciador que hace a un jugador llegar a Europa y triunfar?

En otros tiempos, creo que habían dos cosas: la disciplina y el talento. La disciplina táctica para jugadores de defensa (Luis Pereira en el C. Atlético Madrid, Alemão en el S.S.C. Napoli, Aldair en la A.S. Roma…); y el talento increíble en jugadores de ataque (Zico en la Udinese Calcio, Romário en el P.S.V. Eindhoven y F.C. Barcelona, Ronaldo en el F.C. Barcelona, F.C. Internazionale Milano y Real Madrid C.F., Ronaldinho en el París Saint-Germain F.C. y en el F.C. Barcelona…)

A día de hoy, creo que la clave es la capacidad de compaginar el talento, la obediencia táctica y el trabajo colectivo para el equipo. Neymar no sería quien es si no se hubiera adaptado a los planes tácticos del F.C. Barcelona, Gabriel Jesus llegó al Manchester City F.C. abierto a aprender con Guardiola, Douglas Costa se ha convertido en un extremo de clase mundial en el F.C. Bayern München

Creo que los brasileños que sepan utilizar el talento y la habilidad dentro de los planes tácticos de sus equipos serán los que mejor se adaptarán al fútbol europeo.

“Casemiro es el jugador que más me ha sorprendido”

FyP: En referencia a esto, ¿cual es el jugador del que más te ha sorprendido su éxito?

Casemiro. En Brasil le consideraban un jugador que se creía mucho y trabajaba poco. En Europa se ha convertido en una bestia, sobretodo después del paso por el F.C. Oporto. Creo que, entre todos los futbolistas brasileños que han llegado a Europa en los últimos años, nadie ha evolucionado tanto y comprendido tan bien los cambios que debería hacer en su juego como él.

FyP: ¿Y en el que tenías muchas expectativas y fracasó/está fracasando en Europa?

Me quedo con dos, que incluso para mí son el ejemplo de que solo el talento ya no basta para tener éxito: Robinho y Alexandre Pato. Los dos han tenido estrenos increíbles, pero luego han confiado que solo con la habilidad y técnica que tenían podrían crecer en el fútbol europeo. No han comprendido la importancia del juego colectivo, de la dedicación extrema que supone ser un futbolista profesional, y eso cobró factura.

Los dos han tenido carreras largas, se han hecho millonarios pero creo que podrían haber llegar mucho más lejos.

FyP: ¿Tiene actualmente el fútbol brasileño alguna debilidad?

Creo que, en los aspectos del juego, el fútbol que se juega en Brasil no tiene muchos problemas. Es peor (o para algunos, “diferente”) del que se juega en Europa porque acá (en Europa) hay mejores jugadores y entrenadores. El gran problema del fútbol en Brasil es estructural. La Confederaçao Brasileirao de Futebol (CBF) comanda las competiciones nacionales, y las federaciones de cada región, los “Estaduais“. Eso debería ser gestionado por los clubes, en formato de Liga, como pasa en los países donde se juega el mejor fútbol del mundo. El futuro del fútbol brasileño, los resultados de la Seleção y de los clubes, seguirá siendo fuerte y relevante porque los futbolistas siguen apareciendo. Pero si los clubes no hicieran una liga y las federaciones siguieran con el poder en sus manos, las competiciones no tendrán el nivel que supone un fútbol cinco veces campeón mundial.

FyP: Pasemos a la selección: Neymar en los dos últimos partidos volvió a echarse el equipo a las espaldas e hizo un partido espectacular contra Uruguay. ¿Cree que la generación con la que le ha tocado jugar le va a privar de ser un jugador verdaderamente grande en la historia futbolística del país?

Creo que la generación de Brasil es buena, le faltaba en la selección un entrenador que le pudiera hacer jugar a su mejor nivel. Neymar ya es uno de los 10 mejores futbolistas brasileños de la historia, y si la Seleção logra hacer un buen Mundial en Rusia (jugar bien y llegar a las semifinales, como mínimo) entrará en el grupo de los cinco más grandes. No hay, en la historia del fútbol brasileño, un jugador que haya conquistado Europa con tanta calidad de juego, que haya sido él líder de la selección y que lo haya hecho antes de llegar a los 25 años. El único reparo que hago a Neymar es que, a veces, se porta como un niño, como cuando se borra de partidos expresamente para ir al cumpleaños de su hermana. Para mí, es indiscutible que esté entre los 3 mejores del mundo a día de hoy, y que es el mejor futbolista de esta década (si pensamos que Messi y Cristiano Ronaldo son de la década pasada)

FyP: Respecto a Tite, parece que ha dado con la clave para volver a ser un equipo con autoridad. En Fútbol y Progreso somos unos enamorados de su trabajo. ¿Qué opinión tiene usted en este sentido?

Tite quizás haya sido el primer entrenador brasileño de su generación que haya dejado la arrogancia de los entrenadores de Brasil. Le gusta el fútbol como deporte y ciencia, mira partidos de Italia, de China, de España, de la M.L.S. o de la Premier, porque creé que puede aprender de todos ellos. En el 2012, después de no haber sido elegido como entrenador de la selección, se puso a viajar por Europa para hacer lo que un entrenador debe hacer: mirar partidos; aprender. Aprendió mucho de Ancelotti, su maestro, agregó cosas de Guardiola (aunque no sea un discípulo suyo), de Conte, de Mourinho

Tite estudia el fútbol y no creé que las ideas que tiene sean suficientes (como Scolari o Parreira), que él fútbol brasileño no tenga nada que aprender con Europa (como Renato Gaúcho o Muricy Ramalho), o que sea él mismo el creador de conceptos que después llegaron a Europa (como Vanderlei Luxemburgo, que desgraciadamente ha parado en él tiempo, gritando que son suyos todos los conceptos de fútbol posterior al 2000) Este perfil de aprendiz, de un enfermo por fútbol, hace de Tite un hombre que tiene ideas flexibles (al contrario de Dunga), y que se permita hacer lo que hace con Neymar, dándole libertad para moverse por todo el campo, o con Coutinho, convertido casi en un centrocampista cuando el equipo está sin balón, entre muchos otros ejemplos.

“Tite ha dejado de lado la arrogancia de los entrenadores de Brasil”

FyP: ¿Qué opinión te merece que se convoquen jugadores que militan en ligas asiáticas donde el nivel competitivo es mucho menor que en Europa o en América? ¿Crees que no importa donde jueguen y no se notará cuando, por ejemplo, lleguen eliminatorias de gran nivel en una competición como el Mundial?

De entrada, siempre he estado en contra. Pero ahora veo que esto puede cambiar en cada caso. Paulinho y Renato Augusto están en China y son titulares en la selección sin ningún tipo de problema, todo al contrario. Paulinho hoy aporta más que cuando estaba en el Tottenham Hotspur F.C. Creo que no se puede dejar de llamar a un jugador solo por actuar en Asia, pero si es cierto que la exigencia ha de ser más grande sobre ellos, para que no bajen el nivel.

FyP: Y por último, volviendo a la competición doméstica, ¿quién crees que se ha reforzado mejor? ¿Nos llevaremos alguna grata sorpresa en 2017 con algún equipo que no esperamos que se afinque en la zona alta, como ocurrió en 2016 con Botafogo F.R.?

La mejor plantilla de Brasil, a día de hoy, es la del S.E. Palmeiras. Luego, hay otros equipos interesantes, como el C.R. Flamengo y C.A. Mineiro. También propuestas de fútbol ofensivo como São Paulo F.C. y Santos F.C., y entrenadores jóvenes y prometedores, como los de Botafogo F.R. y S.C. Corinthians Paulista. El Brasileirao siempre nos reserva una sorpresa, como mínimo, y quizás sea el campeonato más difícil de preverla. Una posibilidad este año sería el C.A. Paranaense, que tiene un buen proyecto y es muy fuerte en su campo.

FyP: Respecto a Rogério Ceni, ¿qué futuro le augura?

Rogério tiene buenas ideas y buenas inspiraciones, ha intentado aprender de gente como Osorio y Sampaoli. Pero lo que pasa es que hay una parte de la prensa de Brasil que le ha dado “inmunidad”, como si nunca se equivocara. Hay que evaluarlo como se hace con otros entrenadores que están empezando, hablando también de sus errores. Además, el hecho de que empiece su carrera en el São Paulo F.C. tiene un punto complicado: si las cosas no le van bien, ¿que hará el club? ¿echará al jugador más importante de su historia? Me cuesta pensar que si. Creo que Rogério tiene buenas condiciones de convertirse en un gran entrenador, pero para esto hay que valorarlo como lo que es, el entrenador del São Paulo F.C., y no como el gran jugador que fue.

FyP: ¿Qué jugador crees que está un escalón por encima del resto?

Creo que hay varios. Pero, si debo quedarme con dos, serían Miguel Borja, en el S.E. Palmeiras, y Diego Ribas, en el C.R. Flamengo.

FyP: Durante estos años, si tuvieras que hacer un XI ideal de brasileños que tu hayas podido ver desde que empezaste como periodista, cual seria?

Desde el 2001, que ha sido cuando empecé la carrera: Marcos; Dani Alves, Lucio, Miranda y Marcelo; Edmilson, Juninho Pernambucano y Kaká; Ronaldinho, Neymar y Ronaldo.