LÍMITE 97. Cuarenta brasileños de futuro [11-20]

Brasil es fútbol. La pentacampeona del mundo es siempre una incansable fuente de talentos por lo que desde Fútbol y Progreso no podemos dejar de aprovechar la ocasión de que aún estamos comenzando el año, para mostrar los cuarenta jugadores que militan en Brasil y que nacidos desde el año 1997 hacia la actualidad, a nuestro juicio, tienen el mayor potencial de futuro en el país sudamericano.

La elección no fue fácil, y era imposible no dudar con la infinidad de nombres que manejamos. Algunos nos han dolido excluirlos de la lista, pero la ponderación la consideramos la más justa posible.

 


Imagen por: Paulo Fernandes

#11 Douglas Luiz (C.R. Vasco de Gama)

Año 1998. Completo pivote de la fábrica del conjunto de Río de Janeiro. Para los que conozcan a un jugador más de élite, podríamos asemejarlo a Willian Arão. Se encarga tanto de cortar, mas por posición que por efectividad en las entradas, como de distribuir el balón, llevándolo de área a área. Si bien es cierto, no suele pisar mucho el área y se aprovecha de un potentísimo disparo lejano, que no es su mejor cualidad, pero si la más resultante. Impecable condición física. Ya ha sido llamado para los escalafones inferiores de Brasil y está llamado a ser un hombre importante a medio plazo en la liga del país sudamericano.

 


Imagen por: GazzetaOnline

#12 Lucas Fernandes (São Paulo F.C.)
Año 1997. Joven de la hornada de David Neres o Luiz Araújo, cuya presencia en el primer equipo se presumía, a priori, de mayor importancia que la que está teniendo en la actualidad. Incluso en sus primeros partidos dejó minutos muy buenos, tanto en sensaciones como numéricos en cuanto a pases y goles. Puede actuar por toda la franja de tres cuartos de campo, situándose tanto en bandas como por el eje central. Particularmente, nos gusta más en la banda izquierda, con posibilidad de efectuar disparos cruzados al marco rival, algo que realiza con acierto. Pero a Lucas Fernandes, sobre todo, le gusta entrar en juego con la pelota y no se esconde. Si tiene que bajar a zonas más atrasadas para sacar el balón jugado, lo hace. Si tiene que dar el último pase con su visión entre líneas, también lo realiza. Es un hombre que, dentro de su gran movilidad por la franja central, serviría para llevar el timón ofensivo del juego.

 


Imagen por: Aldo Carneiro

#13 Everton Felipe (S.C. Recife)
Año 1997. Extremo derecho, con velocidad, incisivo y buena orientación dentro del terreno de juego. Ha tenido un viaje de ida y vuelta a Recife, previo paso por la cantera de S.C. Internacional, que le ha dotado de unos buenos conceptos, sobre todos en combinación dentro del terreno de juego, posición en el mismo y variedad de recursos ofensivos. Es más práctico que vistoso y ya ha levantado el interés de clubes históricos europeos como el A.F.C. Ajax.

 


Imagen por: Robert Cianflone

#14 Éder Militão (São Paulo F.C.)

Año 1998. Central por el que tenemos especial predilección y que, creemos, será uno de los mejores centrales brasileños en un futuro si no se tuerce. Es atlético, es inteligente y veloz al corte, posee buen físico, y tiene una aseada salida de balón. Su mayor punto débil, como suele ocurrir a estas edades y cuando se está por encima del nivel medio, es la excesiva confianza en algunos lances, sobre todo cuando aguanta en demasía la pelota ante la presión rival. No creemos que tarde mucho en debutar con el primer equipo de Morumbi.

 


Imagen por: Blog Chico Maia

#15 Mateusinho (C.A. Mineiro)
Año 1998. Menudo y polivalente jugador ofensivo con experiencia ya en la máxima competición brasileña. Puede actuar tanto por banda izquierda, como derecha, y también es ubicable como delantero o segundo punta, posición ésta última donde más lo recomendamos debido a sus cualidades. Su endeble físico, tanto por musculatura como por altura, lo complementa a la perfección con una endiablada velocidad, habilidad, regate, inteligencia con y sin balón y una enorme maldad en sus acciones ofensivas, teniendo dificultad en adivinar el rival que le va a hacer Mateusinho cuando le ataca.

 


Imagen por: Juvenews

#16 Douglas Augusto (Fluminense F.C.)

Año 1997. Canterano puro de este histórico club, ve como desde el año pasado su sueño se hace realidad. Es un fijo en el once del club carioca. Puede ser usado tanto en el doble pivote como de medio ofensivo o mediapunta central, donde mejora notablemente su rendimiento. Tiene predilección por la distribución de pelota hacia ambas bandas o al hombre más adelantado, buen golpeo desde fuera del área y multiplica su presencia en el campo. En ningún caso debe confundirse su función con que sea responsable de la creación del juego, puesto que su rol es más de desplazamiento en largo y en corte que funciones propias de un organizador.

 


#17 Fabricio Oya (S.C. Corinthians Paulista)

Año 1998. Un auténtico jugón este medio ofensivo que es capaz de llevar la batuta de toda la creación en ataque de los clubes bases de S.C. Corinthians Paulista en los que ha estado. Este año, ya ha dado el pase a la Copa São Paulo de Futebol Júnior 2017, y su rendimiento aunque se esperaba mejor, ha ido creciendo con el transcurso del mismo. Clase, técnica, precisión de pase, buen regate seco y lanzamiento preciso a portería desde fuera del área. Su punto débil puede ser su mentalidad y debe aprender a no achicarse en grandes citas y en grandes torneos. Si lo consigue, será realmente bueno.

 


Imagen por: Marcos Ribolli

#18 Matheus Jesus (A.A. Ponte Preta)
Año 1997. Pivote de imponente físico para su temprana edad. Posee una musculatura amplia, pero lejos de ello, su estilo no es el de un mediocentro recuperador, si no creativo desde zonas más atrasadas. Tiene muy buena precisión de pase con su pie izquierdo, tanto en corto como en largo, ya sea en desplazamientos por altos como por bajo. Tiene muy buena visión entre líneas y los extremos no dudan en desmarcarse y buscar las espaldas de los laterales cuando Matheus Jesus, prepara su zurda. Pierde potencial cuando sube hacia zonas ofensivas.

 


Imagen por: Diego Carvalho

#19 Marlon Rodrigues (Criciúma E.C.)

Año 1997. Prometedor lateral zurdo, criado en la siempre interesante cantera de Criciúma E.C. de la que ya hemos hablado alguna vez. Tiene muy buena velocidad y cuando sube lo hace con sentido, alejándose del típico lateral zurdo brasileño que basa su juego ofensivo en filigranas y regates. Tampoco tiene una desmesurada potencia, pero en el equilibrio defensa-ataque es un jugador al que en Europa bien harían en echarle el guante antes de que su coste se multiplique. Debe mejorar la temple en sus decisiones.

 


Imagen por: Nação Bola

#20 Léo Jabá (S.C. Corinthians Paulista)

Año 1998. Extremo o mediapunta izquierda, aunque su condición sea la de un futbolista diestro. Lo que más llama la atención a primera vista es el físico que ostenta, tanto por altura como por musculatura y a la vez la técnica que tiene, como si un jugador con menos centímetros fuera. Pero además, es muy sacrificado defensivamente. Comparte banda con un lateral muy ofensivo como Guilherme Arana, y entre los dos acaparan por igual tanto el plano atacante como el defensivo. Difícilmente podremos ver al lateral rival subir sin su marca hacía línea de fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *