LÍMITE 97. Cuarenta brasileños de futuro [1-10]

Brasil es fútbol. La pentacampeona del mundo es siempre una incansable fuente de talentos por lo que desde Fútbol y Progreso no podemos dejar de aprovechar la ocasión de que aún estamos comenzando el año, para mostrar los cuarenta jugadores que militan en Brasil y que nacidos desde el año 1997 hacia la actualidad, a nuestro juicio, tienen el mayor potencial de futuro en el país sudamericano.

La elección no fue fácil, y era imposible no dudar con la infinidad de nombres que manejamos. Algunos nos han dolido excluirlos de la lista, pero la ponderación la consideramos la más justa posible.

Ediciones anteriores: [31-40] [21-30] [11-20]


Imagen: LaRonda.es

#1 Vinícius Jr. (C.R. Flamengo)

Año 2000. La joya de la corona de ésta lista, el hombre (o adolescente) que ha costado una millonada al Real Madrid C.F. Regates inverosímiles, calidad, velocidad, vertical, magia, creatividad, liderazgo. Está por ver como soportará la presión y la infinita cantidad de ojos que se posan ya sobre él. De él, y mucho de su entorno, depende de que sea uno de los nombres propios de la próxima década. Su principal fallo, su disparo a portería, donde no son pocas las ocasiones que desperdicia cuando se queda sólo ante el portero. Determinación como mejor cualidad.


Imagen: OkDiario

#2 Guilherme Arana (S.C. Corinthians Paulista)

Año 1997. Este potente lateral izquierdo debía estar en el podium. Lleva varios años asomando el interés de grandes de Europa sobre él y parece ser que, definitivamente, éste es el año donde nadie le arrebatará el puesto de titular en el flanco zurdo de Timão. Físicamente su superioridad es incuestionable y mentalmente posee una garra y un descaro más que suficiente para encarar partidos difíciles. Mejor en ataque que en defensa, donde debe aprender a tener más templanza en sus acciones y aguantar más de pie al rival.


Imagen: Reuters

#3 Thiago Maia (Santos F.C.)

Año 1997. Ha costado completar la tercera posición, por todos los nombres que Brasil posee, pero creemos que por experiencia ya en la élite del fútbol brasileño, y por sus condiciones físicas, tácticas y técnicas, Thiago Maia es buen merecedor de éste  puesto. Bien es cierto que se ha estancado, que lleva ya dos años de titular junto a Renato Dirnei en el pivote de Peixe y no da visos de un ascenso en su nivel que se preveía hace varias temporadas, pero es un joven muy completo, y de los pocos mediocentros de su generación que no puede ser encasillado en ataque o en defensa exclusivamente. Jugador muy europeo en su estilo, que no tardará en dar el salto.


Imagen: Lucas Figueiredo

#4 Richarlison (Fluminense F.C.)

Año 1997. Nos enamoramos de él en la Serie B con América F.C. y tras un año de aprendizaje en la Serie A a la sombra de Fred, ya empieza a ser uno de los puntales del equipo carioca, entrenado por Abel Braga. A su olfato goleador envidiable, su conducción erguida, y sus arrancadas, hay que sumarle un atrevimiento y una valentía al choque que nos dejó perplejos cuando iba a cada balón como si fuera el último, actuando en la Serie B con defensores que le doblaban la edad. Será, sin ninguna duda, uno de los nombres propios que pasen a Europa dejando varios millones de euros en las arcas del club brasileño desde el que de el salto. Solo una infortuna lesión o factores externos lapidarían su carrera. Y aun así, su carácter de guerrero a buen seguro se trabajaría otra oportunidad más.


Imagen: Lucas Figueiredo

#5 Felipe Vizeu (C.R. Flamengo)

Año 1997. Este alto delantero nos atreveríamos a decir que puede ser considerado hasta una “oportunidad de mercado”. El gol le corre por la sangre y dentro del área arma la base del tiro en pocos segundos. Se zafa con los defensas, sale del área a desahogar a compañero y combinar hacia las bandas, y aunque no tenga una gran velocidad, capacidad amplia de regate o una conducción limpia, no podemos decir que suspenda en estos conceptos. Pero por alguna extraña razón (o quizás por la inexperiencia que aún posee), es muy poco usado para el único puesto de delantero que se pelean Paolo Guerrero, Leandro Damião y nuestro quinto joven en la lista del Límite 97.


Imagen: Daniel Augusto Jr.

#6 Pedrinho (S.C. Corinthians Paulista)

Año 1998. La irrupción de Vinícius Jr. en la Copa São Paulo de Futebol Júnior, le ha tapado muchísimo de cara al universo balompédico que es Brasil. Pero dejamos de reiterar (y así lo podéis ver en los distintos artículos donde le hacemos referencia) en que ha sido el jugador más valioso y que mayor rendimiento ha dado en este torneo de jóvenes. Extremo con una creatividad pasmosa, que atrae a dos o tres rivales cuando coge la pelota y que tanto para los contraataques como para tener la posesión es un excelente hombre de banda. Es mejor internándose hacia dentro que superando por fuera al rival y centrando al área, faceta que quizás es en la que más cojea. Ya ha tenido sus minutos con S.C. Corinthians Paulista, y serán más en el año próximo seguro.


Imagen: Thiago Calil

#7 Maycon (S.C. Corinthians Paulista)

Año 1997. Pivote que, tras un año de cesión en el A.A. Ponte Preta ha cogido las riendas del mediocampo paulista. Figura en la Copa São Paulo de Futebol Júnior de 2016, Maycon se caracteriza por una buena distribución de pelota, tanto en largo como en corto, ayudando a los centrales en el inicio de jugada y demostrando un largo recorrido por el campo, pues es un buen finalizador llegando desde atrás en segundas jugadas y disparando desde fuera del área o en distancias más cortas. Apunta muy alto.


Imagen: Sport.es

#8 Lincoln (Grêmio F.P.A.)

Año 1998. En la actualidad, la mayor promesa gaúcha del fútbol brasileño. Es medio ofensivo de Grêmio F.P.A. debutó el año pasado en la élite, si bien se lleva hablando bastante de él entre los expertos de las categorías inferiores de Brasil. Pese a que no es muy alto, tiene muy buena musculatura, conducción potente y cabe resaltar su llegada desde segunda línea. Tras un auge repentino en 2016, lleva seis meses donde no está teniendo todo el protagonismo que se preveía. La juventud y las expectativas creadas en torno a él, principal factor para ello.


Imagen: Marca.com

#9 Lyanco Vojnovic (São Paulo F.C.)

Año 1997. Peculiar central que, tras haber pasado por todas las categorías inferiores de la selección de Serbia, ha dado el paso definitivo para decantarse por vestir la camiseta de Brasil. Seguramente parte de sus cualidades las haya desarrollado en éste fútbol totalmente diferente al brasileño. A su altura y su corpulencia, hay que unir la fuerza con la que va al choque y al cruce. Muy bueno en los balones aéreos, se sienta más inseguro a la hora de sacar la pelota.


Imagen: Coritiba F.C.

#9 Dodô (Coritiba F.C.)

Año 1998. Como es usual en los laterales brasileños, Dodô es mejor en la parcela ofensiva que en la defensiva, donde le queda por mejorar. Este jugador diestro, tiene una buena fortaleza física para su edad, y en las jugadas atacantes muestra conceptos prácticos y de seriedad. Se aleja de filigranas absurdas. En el marco defensivo, tiene que dar aún su mejor versión. Años por delante tiene y la experiencia también la ostentará, pues es titular casi indiscutible en el Coritiba F.C. de la Serie A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *