Magno Alves y su nuevo rol en el fin de su carrera

Dicen que los futbolistas son mas moldeables, más adaptables y tienen más capacidad de acogerse a nuevas posiciones en sus inicios o en los primeros años de su etapa profesional, cuando aún no tienen tan asentados vicios propios del rol que acogen en el terreno de juego. No les falta razón a los defensores de ésta corriente. Un joven extremo puede convertirse en un magnífico lateral. Un poderoso central con buen trato de pelota, puede adaptarse y ser un extraordinario mediocentro defensivo. Incluso un delantero rápido y escurridizo puede ser usado y acogerse a uno de los extremos del ataque, trazando diagonales y sorprendiendo desde segunda línea al equipo contrario. Casos como éstos hay muchos, pero la edad no suele ser muy avanzada. O al menos, así es la regla general. El protagonista de éstas líneas, Magno Alves, rompe ésta regla. Se puede decir que es la excepción a ello.

Magno Alves nació un 13 de enero de 1976 y ostenta en la actualidad 41 años. Tras más de cien goles desde que apareciera en el fútbol profesional allá por el año 1997 de la mano de Criciúma E.C. tras ser traspasado por el modesto club brasileño A.E. Araçatuba, del estado de São Paulo, actualmente juega en Serie B, con Ceará S.C. que ha apostado fuerte en su experiencia y goles para intentar pelear por el ascenso a la máxima categoría del fútbol brasileño. Su trayectoria es impecable en rendimiento. Tanto en Brasil, como en Japón, Corea del Sur, Arabia Saudí o Qatar, países cuyas redes también han sido perforadas por el olfato goleador de Magno Alves.

Sin embargo, Marcelo Chamusca ha creído conveniente que nuestro protagonista, modifique su posición natural y lo ha encuadrado en el clásico 4-3-3 que usa este entrenador de cincuenta años de edad. Ésto, se ha acrecentado con la contratación de Élton, otro nueve puro pero que es usado como referencia en ataque. Magno Alves por la izquierda y Roberto Zardin por la derecha suelen ser sus aliados. El primero, con su juego interior, remate en el área y trabajo para el equipo. El segundo, como extremo puro, siendo un puñal para posteriormente colgar centros hacia Élton y, como no, hacia las llegadas en el segundo palo de Magno Alves.

Esto ha hecho que jugadores eléctricos y puros extremos como podrían ser Alex Amado o Lelê, y otros futbolistas que podrían hacer en cierto modo su juego interior partiendo desde la banda como Rafinha dos Santos o Maxi Biancucchi, vean sus minutos aminorados respecto a lo que al principio de temporada se podía prever. No les está saliendo mal, Ceará S.C. está situado en la zona alta de la clasificación y actualmente lucha por entrar en la famosa zona del G-4 que da derecho a jugar el año próximo en la Serie A.

Veremos como va habituándose con el paso de los partidos el club de Fortaleza, pero lo que no cabe duda, es que Magno Alves luchará por seguir siendo titular, hasta de portero si hiciese falta.