Análisis: Walter Kannemann

Fecha del análisis: 19/07/2017
Club: Grêmio F.P.A. (Serie A)
Rol: central.
F.Nacimiento: 14/03/1991
Altura: 1,83 m.

Descripción:

El país enemigo de Brasil siempre ha dado buenos jugadores en la parcela defensiva. Ser central argentino suele ser, en la mayoría de los casos que la historia ha marcado, sinónimo de fuerza, dureza y maldad. Walter Kannemann también es argentino (aunque con nacionalidad alemana), y puede ser un perfecto ejemplo de lo descrito. Nacido en Concepción del Uruguay, se formó en las categorías del C.A. San Lorenzo, con el que cumplió el gran sueño que todo jugador de cantera desea lograr con su equipo del alma; alzar la Copa Libertadores. Uno de los defensas más prometedores de Argentina, sin embargo, tomó la decisión de irse a México, en concreto al Atlas F.C. Rechazó otras ofertas y optó por ellos. Su fichaje le costó al club mexicano entorno a 800.000 euros, y año y medio después, fue vendido a su actual club, Grêmio F.P.A. por una cifra cercana al millón de euros.

En el terreno de juego, su posición es clara, central. Y es un futbolista que no debe ser utilizado como parche en ningún puesto más de la zaga, y mucho menos como lateral, aunque a veces ha sido posicionado (puntualmente) en el lateral izquierdo, debido a su condición de zurdo. Pero repetimos que no es lo idóneo.

Su mejor virtud es el juego aéreo, donde va con todo por delante, con la única misión de rematar el cuero. No tiene tan buen salto, pero sí potencia aérea y se mantiene bien en el aire. En definitiva, marca mejor los tempos y su superioridad en éste ámbito coincide más con ello que por su despegue.

También es verdad que es <ins”>correoso en la marca y entra con dureza. Junto con Pedro Geromel está siendo una de las mejores parejas de centrales por este mismo motivo. Son defensas poco limpios y vistosos en sus actuaciones, pero si muy férreos, duros y concentrados en la colocación. Un seguro de vida para el juego defensivo y de toque que desprende el conjunto gaucho.

Por contra, es un defensor lento, fácil de superar en carrera si se tiene espacios (aunque lo intenta contrarrestar colocando el cuerpo de manera inteligente) y que no es superlativo con el balón en los pies, por lo que no recomendamos que sea el artífice de salir con el balón jugado, puesto que el riesgo de perder con un balón en largo o de comprometer al equipo con un pase en corto arriesgado y poco preciso, es bastante alto.

Su pasaporte alemán es un plus en favor de su contratación, y conforme a sus cualidades, creemos que es un futbolista que debería salir pronto a Europa y probar suerte en algún club de segunda fila.

Cualidades positivas:

  • Juego aéreo
  • Colocación
  • Férreo
  • Dureza