Grêmio F.P.A. y su fortaleza en el mediocampo.

Los delanteros valen muchos millones. Son los que, dicen, deciden los partidos. El que mete el gol, el que tira el desmarque para adentrarse en el área o el que remata cualquier balón que pase por su cuerpo. ¿Cuántas veces hemos escuchado aquello de “Los delanteros valen muchos millones”? Razón no falta en esa frase, pero cabría elogiar una franja del terreno de juego que, a nuestro parecer, puede decidir partidos desde la sombra. Por sus pases, por su posesión, por los cortes de los avances del rival. El mediocampo. Y aquí anda Grêmio F.P.A. con un medio del campo espectacular, difícil de superar, y exquisito de ver en ataque. Una delicia para los ojos en defensa y en ataque. Cuatro nombres se rotan tres posiciones de inmenso valor en el conjunto gaúcho: Arthur Henrique, Ramiro, Maicon Pereira y Michel Ferreira.

De los cuatro, podríamos decir que Michel (año 90) es el jugador con un rol más defensivo. Se encarga de barrer todo ataque rival. Fue contratado este año tras ser uno de los principales pilares en el ascenso del A.C. Goianiense a la Serie A. En el equipo de Renato Gaúcho no ha dejado de ser titular en lo que llevamos de año, y ya hay sondeos de clubes europeos.

Su habitual compañero en el doble pivote es Arthur (año 96) que podríamos decir que es la gran revelación del año en el equipo y nos atreveríamos, incluso, a mencionar que junto a Wendel de Fluminense F.C. son los mejores rookies de ésta Serie A 2017. Suele ser el encargado de distribuir el balón desde las zonas más atrasadas del mediocampo, pero no escatima en subir al ataque. A la par, es un futbolista con un buen número de recuperaciones por partidos, sobre todo por su buena intuición y colocación dentro del terreno de juego. Ya ha llamado la atención de grandes clubes europeos y creemos que no tardará mucho en salir a Europa por una importante cantidad de dinero.

Imagen: Grêmio F.P.A.

Un jugador muy parecido a él pero con mucha más experiencia es Maicon (año 85) que también destaca por ser un jugador muy completo en todas las facetas. Quizás, la diferencia entre Arthur y Maicon radica en que éste último es capaz de llevar la batuta ofensiva del equipo sin ser considerado el cerebro. Llegó del São Paulo F.C. en el año 2015 y dentro de todo el ramillete de clubes a los que ha defendido, hay que destacar sus tres temporadas en el conjunto alemán del M.S.V. Duisburg.

Por último, no podemos dejar de hablar de Ramiro (año 93) jugador que nos tiene completamente enamorados. Un futbolista que es de los que más ha evolucionado en los últimos años, pasando de ser uno más en la plantilla de Grêmio F.P.A. a auténtico pilar del once. Lo mejor de él es su polivalencia, pudiendo actuar de pivote, interior derecha y hasta cubrió el año pasado durante alguna fase de la temporada el lateral derecho. Realmente, junto con el doble pivote que juegue de titular (normalmente será Arthur o Michel), actúa como tercer pivote pero más escorado a la derecha, en un esquema táctico bastante peculiar que usa el club gremista. Pero es un hombre con llegada al área, con un inmenso trabajo en equipo y una resistencia envidiable.

En alguna ocasión incluso han jugado los cuatros, dando a priori una sensación de equipo defensivo, pero realmente no es así. La clave de Renato Gaúcho radica en que el futbolista del mediocampo tiene, dentro de unos parámetros, libertad de movimientos en la parcela central.

Junto a ellos, jóvenes que son ya realidad como Jailson (el cual ha sido desbancado al banquillo por Arthur), Kaio o Machado vienen pujando fuerte en ésta zona, y también debemos nombrar al joven Jean Pyerre que aún está en el equipo sub-20 del club, pero en quien tenemos esperanzas puestas.