América Mineiro, el cerrojo de la Serie B.

Se tenía dudas acerca de como afrontaría América F.C. su retorno a la Serie B, tras bajar de la máxima categoría brasileña. Habría muchos bailes de nombres, tanto en ataque como en defensa, así como en el mediocampo. Pero una vez llegado el ecuador de la temporada y, tras finalizar la primera vuelta, lo cierto es que el conjunto de Minas Gerais se muestra el más regular de la categoría. Lucha el liderato con S.C. Internacional, un equipo, éste último, tremendamente superior en calidad pero al que el nerviosismo y las ganas de ascender desde la primera jornada, le pueden, tanto que ahora están consiguiendo muchos puntos, tantos como antes perdieron. Una irregularidad que deben mejorar. Pero no nos desviemos, el equipo gaúcho tendrá su artículo independiente. Aquí el protagonista es el América Mineiro y, sobre todo, su fortaleza defensiva.

La principal base de ser de los equipos menos goleados radica en tres nombres: João Ricardo, MessiasRafael Lima. El primero de ellos, es el portero, al que ya destacamos la temporada pasada y del que, volvemos a repetir, pensamos que es uno de los mejores porteros brasileños de la actualidad, aunque dispute la segunda división de Brasil. Difícil les será ver un partido de su equipo, donde él defienda la portería, y no deje dos o tres paradas salvadoras de puntos.

Delante de él, una pareja de centrales de edades muy diversas, pero que tienen en común un poderío físico y aéreo increíbles, siendo posiblemente la mejor pareja de centrales en éste aspecto; Messias y Rafael Lima. El primero, cuenta con tan solo 22 años, mientras que Rafael ya llega a la edad de 31. Sin embargo, se entienden a la perfección, son dos rocas difíciles de pasar y, en el caso de Messias (por cuestiones obvias de la edad), creemos que pronto dará el salto a un club con mayores aspiraciones en su país o, si algún club europeo lo trabajase bien, podría ser contratado para el viejo continente, participando en el filial de algún grande, una piedra de toque perfecta para medir su capacidad de aclimatación.

Imagen: Juarez Rodrigues

Los respaldan sus dos laterales, que aunque si suelen rotar (algo inusual en los centrales antes referidos), nosotros optaríamos por Norberto en el lateral derecho y Pará en el izquierdo, siendo el diestro más defensivo y el zurdo de un perfil más cercano a zancada, potencia, velocidad y, por ende, mejor en ataque.

Pero como bien sabemos, que a un equipo le metan menos goles no es cuestión exclusiva del portero y de los cuatro hombres de atrás. Es consecuencia de un entramado defensivo y de un trabajo colectivo. Y aquí, nos gustaría resaltar a dos futbolistas, ambos pivotes, pero de características distintas. Zé Ricardo se encarga de marcar más la posición, tiene mayor visión táctica y efectúa la primera salida de pelota, tanto en corto como en largo. A su lado, suele estar Ernandes, un futbolista que originariamente es lateral zurdo pero que, debido a su sacrificio, capacidad pulmonar y de recuperación de pelota, hace el barrido y, en cierto modo, el trabajo sucio para sus compañeros.

Les queda la recta final del campeonato y un bonito premio que conseguir; ascender de nuevo a la Serie A brasileña. Si continúan por el mismo camino y, cuando se den resultados adversos consiguen mantener la calma, no creemos que el ascenso de América F.C., peligre. Lo mejor, que dependen de ellos mismos y de sus posibilidades. Lo peor, la presión y las ansías por acabar ya en ascenso.