Análisis: Bruno dos Santos Nazário

Fecha del análisis: 18/09/2017
Club: Guarani F.C. (Serie B)
Rol: extremo.
F.Nacimiento: 09/02/1995
Altura: 1,78 m.

Descripción:

Con tan solo 22 años, Bruno Nazário puede presumir de haber pisado Europa en más de un país y de probar cómo es el fútbol en nuestro continente, si bien aún no ha tenido la continuidad que desea y que necesita. Nacido en la ciudad de Cascavel, en el estado de Paraná, pasó por la cantera de Figueirense F.C., antes de llegar a Tombense F.C. Éste club lo cedió a América F.C. que fue donde por primera vez dejó ver en el fútbol profesional quien era, y que calidad atesoraba en sus botas. De hecho, fue tras esa temporada cuando el club alemán del T.S.G. 1899 Hoffenheim pagó 1,5 millones de euros por hacerse con esta perla que llamaba a las puertas de los grandes clubes de Brasil.

Tras una cesión al K.S. Lechia Gdańsk de Polonia, y un fallido préstamo a Cruzeiro E.C. el año pasado, es en este 2017 donde lidera a Guarani F.C. en la Serie B, siendo uno de los jugadores que mayor rendimiento está mostrando.

Con una exquisita zurda, Bruno Nazário es un mediapunta de banda con visión de juego y pase entre líneas. Por estas cualidades, es mejor situarlo en la banda derecha, ya que en el flanco izquierdo no muestra del todo su juego por el centro del terreno de juego. Con esta descripción se podría pensar que situarlo por el centro del tapete sería lo más idóneo, pero no es un futbolista con la capacidad de llevar la organización y distribución ofensiva. Su determinación cerca del área marca más la diferencia que en posiciones más atrasadas.

Sus cualidades técnicas son visibles a primera vista y no hace falta muchos minutos para darse cuenta de ello. Control, regates con los que se zafa fácil del rival, pase interior, cambios de orientación o disparos colocados a la portería son sus principales características en este ámbito. Además, en su club se encarga de sacar los lanzamientos de esquina con un buen porcentaje de acierto.

En cuanto a sus capacidad físicas, es un jugador delgado, con una velocidad decente, pero al que no es habitual verle ganar choques o ir fuerte al contrario. Entre ello y que le puede su excesiva confianza en la calidad, pierde balones con cierta frecuencia lo que quizás le haya mermado en Europa el ser habitual en un club de una división puntera.

Sin balón, se muestra apoyando constantemente al compañero, ofreciéndole una salida de pase, y si se lo cree, como le está ocurriendo este año, no le tiembla el pulso para asumir el liderazgo ofensivo.

Un jugador, como muchos que todos tenemos en mente, que si mejora ciertos aspectos de individualismo y se centra en jugar a lo fácil y rápido, llegará a donde él quiera, pero que si no pule estos defectos, mientras los años vayan pasando, más difícil tendrá el triunfar en el viejo continente.

Cualidades positivas:

  • Determinación
  • Pases entre líneas
  • Calidad técnica
  • Apoyo posicional al compañero