Análisis: Carlos Eduardo Ferreira de Souza

Fecha del análisis: 13/10/2017
Club: Goiás E.C. (Serie B)
Rol: extremo.
F.Nacimiento: 10/10/1996
Altura: 1,73 m.

Descripción:

Goiás E.C. es una fuente incansable de sacar productos atacantes a través de sus equipos bases. Los últimos ejemplos, el actual jugador de Santos F.C.Bruno Henrique, y el atacante Erik, hoy en día  en S.E. Palmeiras. El próximo nombre que los sucederá en este rol, parece ser que lo cubrirá el futbolista que ahora nos ocupa, Carlos Eduardo. Ya debutó cuando el conjunto de Goiana estaba en Serie A, pero en este 2017 ha sido cuando ha cogido la batuta de líder y está tirando de su equipo para evitar el descenso a la Serie C. Su calidad, sin embargo, está para formar parte de un elenco que dispute Serie A.

Dentro del terreno de juego puede ser usado de delantero, de segundo punta o de extremo, donde lo recomendamos encarecidamente, sin importar que sea el lado izquierdo o el derecho. La razón es sencilla. Su potencia y arranque le permite traspasar la línea del mediocampo con facilidad y sumarse en segundas jugadas, algo que perdería como hombre referencia arriba, donde estaría más encorsetado y con menor libertad de movimientos.

Y es que, si algo destaca en Carlos Eduardo, es su verticalidad hacia el área y su capacidad de regate al rival, con un buen manejo de ambas piernas, tanto de la zurda como de la diestra. Y a ello le suma una cualidad que, por ser diferente a lo visto en Brasil, la valoramos con nota positiva; su intención de buscar lo sencillo y práctico y no perderse en regates o jugadas absurdas. Eso sí, cuando la jugada que tiene en la mente, no le sale a la primera intentonta, le puede el nerviosismo y acaba por comprometerse en demasía con los rivales.

Si tuviéramos que apostar por un estilo de juego para él, a tenor de sus cualidades, ese sería el contraataque. Con espacios por delante y con posibilidad de demostrar su velocidad y aceleración, Carlos Eduardo transmite mucha seguridad y peligro al rival.

Por contra, hay que refrendar que trabaja poco defensivamente, tira muy pocas veces de la presión al rival y le gusta más esperar al mismo, antes de esforzarse físicamente para recuperar la pelota.

No tenemos duda, salvo que medie lesión, que pronto estará en la máxima categoría del fútbol brasileño, para mostrar su nombre por los grandes estadios del país. Quizás aún este verde para dar el salto a Europa, y le convenga más pulirse al más alto nivel sudamericano. Pero si sigue la evolución mostrada año a año, habrá un futbolista más que interesante y al que seguir.

Cualidades positivas:

  • Velocidad
  • Verticalidad
  • Regate
  • Práctico