D’Alessandro, una institución en Beira Rio

Es incuestionable la rivalidad futbolística que existe entre Argentina y Brasil. Los dos colosos del deporte rey, en el ámbito sudamericano, que han lidiado decenas de partidos, eliminatorias y hasta finales a lo largo de la historia. Ésta enemistad se ha ido traspasando de generación en generación hasta los tiempos actuales. ¿Quién no recuerda aquel cántico en el pasado Mundial de Brasil por parte de los hinchas argentinos “Brasil, decidme que se siente…”. Sin embargo, hay un hombre argentino que es idolatrado en Brasil. Al menos en una ciudad, o en un bando de esa ciudad. El hombre, D’Alessandro. La ciudad Porto Alegre. El club, el S.C. Internacional.

El cabezón ha tenido dos épocas en el histórico club que ahora milita en la Serie B y que, salvo despropósito, jugará en la máxima categoría brasileña en 2018. La primera de ellas, triunfante. La segunda, la actual, de honor y pundonor y de amor a unos colores.

En junio de 2008, D’Alessandro aterrizó en Brasil, procedente de C.A. San Lorenzo, por un total de seis millones de euros. Una inversión importante, pero que consiguió rentabilizar. Tan sólo seis meses después, el club de Rio Grande Do Sul se proclamó campeón de la Copa Sudamericana tras vencer a C. Estudiantes de La Plata por 2-1.

Pero en ésta etapa, el año realmente importante fue el 2010, cuando consiguió vencer la Copa Libertadores con S.C. Internacional por un global de 5-3 al C.D. Guadalajara. Tocó la gloria, saboreó el triunfo, era la primera vez que alzaba el máximo torneo continental de sudamérica. Además, en este año fue nombrado como futbolista del año en Sudamérica.

Éste primer período finalizó en febrero de 2016, cuando volvió a su tierra, a Argentina, a vestir los colores de C.A. River Plate, cedido por el propio club brasileño. D’Alessandro consiguió marcar su nombre en la historia colorada.

Imagen: Télam

Pero este nombre se va a grabar a fuego, más aún, desde este año 2017. S.C. Internacional vivió a finales del año pasado la página de su historia más triste y oscura. Tras una nefasta temporada de resultados y juego, el equipo gaúcho daba con sus huesos en la Serie B. Los torcedores de Brasil y también el gran número de seguidores que tiene fuera de ella, no se creían el lugar que ocuparían en 2017.

El 16 de diciembre de 2016, el cabezón lo confirmaba en una rueda de prensa. “Vuelvo a Brasil, voy a devolver al club al lugar donde se merece”. D’Alessandro aseguró que se quedaría en el S.C. Internacional en 2017, desechando otras ofertas. Quería formar parte del proyecto que, aseguraba, volvería a la Serie A. Un proyecto que él lideraría.

Y a falta de menos de dos meses para que acabe la temporada, el Inter está dando pasos importantes para su vuelta a la Serie A y por supuesto, el argentino está comandando al equipo siendo el segundo máximo asistente de la Serie B, además de aportar un valor incalculable: su carisma dentro del terreno de juego.

Salvo sorpresa, volveremos a ver al conjunto de Porto Alegre en la máxima categoría del fútbol brasileño. D’Alessandro será un año mayor, pero es de recibo, cuanto menos, que forme parte de la plantilla y no juegue minutos residuales. Un hombre argentino con corazón colorado. No todos lo pueden decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *