¿Dónde residen los fallos de éste Grêmio F.P.A.?

Mañana sábado 16 de diciembre de 2017, Grêmio F.P.A. se enfrentará al Real Madrid C.F. por el trono mundial. La final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA la jugarán, tras pasar las respectivas eliminatorias, el campeón de la UEFA Champions League y de la Copa Libertadores, éste último en el pasado mes de noviembre. Las alabanzas al club gaucho son conocidas, más aún cuando llegaron a las rondas finales del citado torneo sudamericano. Sin embargo, nosotros, antes que muchas de las líneas que ahora se escriben sobre el equipo brasileño, ya valoramos que su fuerza residía en el mediocampo en aquel artículo que publicamos en agosto.

Pero ahora, le damos una vuelta de tuerca más. Ahora que todo es positivo para éste equipo, para éste gran equipo, nosotros vamos a exponer aquellas facetas que los españoles tienen que buscar mañana para poder alzarse con el trofeo, a sabiendas, eso sí, de que son mejor equipo y que, más que buscar el fallo de Grêmio F.P.A., son ellos los que tienen que trabajar el doble para derrocar al conjunto blanco.

Pese a que Marcelo Grohe está haciendo un extraordinario año y ha aumentado más, si cabe, su rendimiento con respecto a temporadas pasadas, es un portero que sufre por alto, sobre todo en los balones colgados. Es cierto que al Real Madrid C.F. le falta un nueve de referencia, de área, que éste en el punto de penalty para rematar de cabeza los balones que le surtan desde los costados. El futbolista más determinante en éste aspecto es Cristiano Ronaldo, pero posiblemente partirá desde la banda. No obstante, si el partido se vuelve peligroso para los intereses de los madridistas, es un recurso a explotar. En contrapartida a ello, es cierto que sus dos centrales, Pedro GeromelWalter Kannemann son dos baluartes aéreos.

Imagen: PlayFutbol

Precisamente, otro punto flaco del Imortal Tricolor se basa en éste último jugador, Kannemann. No porque su capacidad defensiva deje que desear, ni mucho menos. De hecho, le valoramos muy positivamente en el análisis que le confeccionamos. Pero es cierto que el Real Madrid C.F. tiene velocidad en el ataque y éste futbolista sufre ante ello. Desconocemos si Renato Gaúcho planteará un partido cerrado, sin dejar huecos atrás, lo cual le convendría al defensor argentino, o si por el contrario, será fiel a su idea de, dentro de unos baremos defensivos que particularmente nos encanta, presionar al mediocampo, adelantando con ello la línea defensiva y donde podría ser factible el jugar esta baza para los madrileños. En la misma línea, habría que buscar con insistencia que tanto su lateral izquierdo (Bruno Cortez) como el derecho (Edílson) sufran amonestación pronto. Son futbolistas que entran fuerte al contrario, que marcan muy de cerca al rival y con sangre caliente, a los que se podría sacar del partido mediante una expulsión.

En cuanto al mediocampo y el ataque, no podemos dejar de alabar el mismo, pero como todo, tiene sus fallos. Además, su mejor futbolista en ésta parcela, Arthur Melo, no fue convocado por una lesión que le impide disputar este torneo. Con total probabilidad jugarán JailsonMichel, con Ramiro por la banda derecha ayudando al mediocampo central y con Fernandinho en la izquierda, abierto a cal para tirar los contraataques. Lo primero que hay que indicar es que, con la baja de Arthur, Grêmio F.P.A. pierde salida de balón. Michel es un futbolista de corte defensivo, que será importante para cortar los ataques del Real Madrid C.F., pero con el balón en los pies no es un baluarte en el que confiar. El otro hombre, Jailson, si se defiende bien con la pelota en los pies, pero es un jugador que tiende más a la conducción, a ocupar espacios y a explotar en arrancadas para superar líneas. En vistas de la superioridad de los españoles, Jailson seguramente tenderá a abarcar campo para cubrir a ModrićKroos. Ello obligará a Luan Guilherme a bajar para intentar enlazar con Lucas Barrios, que será el delantero referencia en caso de que no se decida por la inclusión de Jael. Ambos son delanteros de poca velocidad y de más briega y lucha.

Si Luan Guilherme se ve obligado a retroceder metros para tener la pelota y se separa del nueve del conjunto brasileño, Grêmio F.P.A. tendrá difícil llegar al arco de Keylor Navas. Podrían jugar la carta del velocista e incansable Fernandinho que sin duda le dará dolores de cabeza a Carvajal. No por calidad, no por regates, pero si por lo expuesto, por su tremenda capacidad física y por lo luchador que es.

Por todo ello, si el Real Madrid C.F. quiere ganar la copa, primero depende de sí mismo, pero además debería tener en cuenta éstos factores para atenazar las virtudes, muchas, que tiene Grêmio F.P.A. ¿Quién será el rey del mundo?