Análisis: Lincoln Corrêa dos Santos

Fecha del análisis: 02/01/2018
Club: C.R. Flamengo (Serie A)
Rol: delantero.
F.Nacimiento: 16/12/2000
Altura: 1,75 m.

Descripción:

Últimamente la cantera de C.R. Flamengo está de enhorabuena. Siempre ha sido un conjunto con una gran estructura en las categorías inferiores y ahí se han formado numerosos futbolistas que luego han hecho historia en el mundo del balompié. En ésta última hornada que lidera el ya futbolista del Real Madrid C.F., el mediapunta Vinícius Jr., tenemos que destacar también al delantero Lincoln que, como le ocurrió a su compañero, está siendo seguido por gigantes europeos.

Este delantero tiene unas enormes cualidades para triunfar en el deporte rey, sobre todo técnicas. E incluso nos atreveríamos a decir que mejora su rendimiento si jugara en un 4-4-2 acompañando a un nueve físico que fije a los centrales. Citamos ese detalle porque hay que resaltar sobre todo, que es un jugador con una magnífica capacidad de combinación con el compañero en tres cuartos de campo. Baja a recibir, protege bien la pelota y efectúa buenas aperturas a bandas aprovechando las llegadas de los jugadores de su equipo por los costados. Debemos incidir en lo bien que cubre la pelota. Ésto lo hace ser una referencia en los saques de banda y sirve para apoyar y desahogar en situaciones de presión.

Pero no solo combina, también tiene buenos giros con la pelota, de manera ágil y, si es preciso, regateando y sorteando las entradas de los rivales. Por ello, cuando consigue posicionarse de cara a portería, con metros por delante, deja ver su gran arrancada y verticalidad hacia la portería.

Dentro del área, no se lo piensa a la hora de disparar sin importarle la base del cuerpo y la posición. Pero debe mejorar su templanza, ya que a veces se precipita en el disparo y en otras ocasiones le sobra el último regate al rival. Lógicamente, un futbolista del año 2000, tiene tiempo para mejorar las facetas negativas o, al menos, con margen de mejora, siendo éstas una de ellas. Pero reiteramos, debe mejorar la templanza, no su tiro, que es más que bueno.

Hay que destacar también que no le importa presionar al rival pero, en ésta ocasión, si parece que suele elegir bien cuando esprintar para ello, y cuando se debe guardar la posición cubriendo el pase.

Por último, tiene que aprender a no protestar tanto y menos de manera tan aireada. Quizás en el fútbol profesional, y dependiendo de la camiseta que elija vestir, ésto le juegue una mala pasada y le cueste tarjetas de manera reiteradas.

Cualidades positivas:

  • Faltas laterales
  • Agilidad
  • Verticalidad
  • Protección del balón
  • Capacidad de asociación con compañeros