Análisis: João Paulo Mior

Fecha del análisis: 10/01/2018
Club: Botafogo F.R. (Serie A)
Rol: pivote.
F.Nacimiento: 08/03/1991
Altura: 1,71 m.

Descripción:

A veces hay jugadores que no destacan por algo en concreto, pero si por aunar en sí mismo cualidades de distintas ramas. Éstos, a nuestro parecer, son jugadores que debe tener todo club. No solo crea, también presiona, entra a ras del suelo, efectúa el balón parado y ejerce de líder en el terreno de juego. João Paulo Mior es uno de ellos, que además, con el paso de los años, va aumentando su nivel y, si sigue esta línea ascendente, no creemos que tarde mucho en dar el salto a Europa.

Creció en la cantera de S.C. Internacional donde apenas tuvo una veintena de apariciones pero sin mucho éxito, ya que fue cedido en un total de tres ocasiones, a A.C. Goianiense, Goiás E.C. y Santa Cruz F.C., club donde más creció en el ámbito balompédico. Tanto que, tras la vuelta de la cesión, el mismo club de Pernambuco se hizo con él por 245.000 euros en diciembre de 2015. Solo trece meses más tarde, en enero de 2017, Botafogo F.R. se hacía con sus servicios por un montante alrededor de 800.000 euros, una ganga viendo el resultado obtenido en este pasado Brasileirao.

En el terreno de juego, su posición ideal es la de pivote, aunque también puede adaptarse a ser medio ofensivo, pero pierde su desplazamiento en largo, una de sus mejores virtudes.

Por su colocación en el tapete y sus cualidades, es un hombre que puede ser elegido para llevar la manija del equipo, ya que se tiene bastante movilidad por la parte central, apoya constantemente al compañero y posee un buen pase tanto en largo como en corto.

Además de ello, en el plano ofensivo se puede ver sus buenos detalles técnicos, enmarcando en él sus controles y sus regates en posiciones estáticas, a lo que hay que sumar el balón parado tanto en faltas como saques de esquina.

En la balanza defensiva, además, es muy comprometido y deja ver su garra y lucha, tirándose al suelo si hace falta para robar la pelota. A ello, se añade su inteligencia en la presión. La realiza de manera constante, pero no agobia en el choque cuerpo-cuerpo, si no que tiende a provocar el fallo del rival.

Cualidades positivas:

  • Balón parado
  • Creación de juego
  • Garra defensiva
  • Presión inteligente