Éverton Cardoso, el compromiso al que nadie puede vencer

C.R. Flamengo es uno de los clubes más poderosos económicamente de Brasil y eso se traduce en numerosas inversiones y contrataciones para su plantilla. Y en Brasil, sobre todo, se gasta en ataque. Porque el juego ofensivo gusta, y mucho. Delanteros, medios creadores, extremos… y si saben hacer estilosos regates, bicicletas y salen de manera ágil de la entrada rival, mucho mejor. Por eso se ha gastado ingente cantidad de dinero en contratar, en estas dos temporadas, a jugadores como GeuvânioMarlos MorenoOrlando Berrío, y futbolistas que, sin ser específicamente de línea de cal, si se adaptan a ambos costados del terreno de juego como Éverton Ribeiro. Todo ello, por supuesto, sin contar con la irrupción de Vinícius Jr. que, finalmente en este 2018, está mejorando bastante sus números de goles y asistencias, tras pasar un año en la categoría profesional con un pobre bagaje. Pero siempre, siempre, quien al final del curso ostenta posición en el podio de minutos es Éverton Cardoso. Un futbolista de no tanta exquisita calidad pero de incalculable entrega.

Seguramente su incansable lucha en cada balón, su capacidad para afrontar cada encuentro como una final, su mentalidad ganadora y de no dar ningún balón por perdido, lo hayan situado hoy en día en uno de los grandes clubes de Brasil, tras sus salidas a Corea del Sur de la mano del Suwon Samsung Bluewings F.C. y a Tigres UANL dónde por cierto, tuvo un desempeño realmente discreto y fue muy criticado por los aficionados.

Imagen: NoticiasDoFla.com

En Brasil, pese a ser extremo, ha jugado de lateral derecho y hasta de delantero. A Éverton Cardoso no le importa donde le sitúen. Él quiere estar en el terreno de juego, quiere hacer lo que más le gusta: jugar al fútbol. Sabe lo que es vivir dentro de una familia humilde, y reconoce que la entrega en algo que dan tanto dinero para él y su familia es algo más que una obligación. Nortelândia, su ciudad de nacimiento, se caracteriza por tener la pesca como una de las fuentes principales para su economía. Pero él, como ha indicado en alguna entrevista (de las pocas que suele dar), no tenía paciencia para ello. Probó suerte en el fútbol y parece ser que no le salió mal la jugada.

Ante los fichajes de relumbrón de Mengão, él siempre se hace hueco. No teme a nadie y no teme a nada. Sacrificio y trabajo es su fórmula para triunfar en su carrera deportiva y en el C.R. Flamengo, del que ya llegó a decir que era “su particular Europa”.

Habrá que ver como rinde en la nueva temporada, donde lo quieren situar como parche en el lateral izquierdo. Otro invento más para el bueno de Éverton. Además, jugaría a pierna cambiada. Pero, ¿alguien duda de que, si lo sitúan ahí, no rendirá a buen nivel?

Todo entrenador sueña con tener en su plantilla futbolistas como Éverton Cardoso. Éverton Cardoso sueña, incluso actualmente, con seguir siendo futbolista. El amor a una profesión y la dedicación plena a un deporte con el que no llegará a disputar un Mundial, pero tendrá el incalculable reconocimiento de una torcida tan fiel e inmensa como es la de C.R. Flamengo.