“Gustagol” ante su nueva oportunidad

Tras varios años donde se quedaron a las puertas, Fortaleza E.C. consiguió el ascenso a la Serie B de Brasil. Apoyado por una fuerte y enorme torcida, fiel a su club incluso en la Serie C y teniendo mayor media de asistencia que clubes de la principal liga brasileña, el sueño se hizo realidad y dieron el salto a la máxima categoría.

Tanto les ha costado que apostaron fuerte, comenzando por el banquillo con la contratación de Rogério Ceni que, pese a una mala experiencia en su amado São Paulo F.C., tiene esa vitola de emblema que lo hace ser uno de los nombres propios de la categoría. El proyecto propuesto sedujo al que fuera uno de los mejores porteros de Brasil en la última década y aceptó el cargo.

Con él han venido una serie de futbolistas para intentar mantenerse en la categoría pero sin renunciar a los puestos de ascenso y, tras un gran comienzo de año, se empiezan a hacer un hueco entre los nombres de los aspirantes para subir a la Serie A. Coquetea con el liderato y en parte es gracias, entre otros, a Gustavo Henrique da SilvaGustagol“. Es uno de los máximos goleadores del campeonato y está haciendo un gran trabajo para el equipo. Parece que Gustavo se encuentra ante una nueva oportunidad de reengancharse a lo que parecía que iba a ser. Porque no asumió correctamente el salto y no supo llevar adecuadamente la presión.

Hace unos dos años, Gustavo se encontraba jugando en el Criciúma E.C. donde tras una primera vuelta, consiguió un ratio de goles por partido que hizo llamar la atención de los clubes más importantes del país y, por supuesto, del exterior. Procedente de Portugal, tras una cesión en el C.D. Nacional donde no cuajó del todo, en el equipo atigrado, parecía volver a despegar.

Con todo ello, S.C. Corinthians Paulista se hizo con sus servicios por una cifra cercana a los 830.000 euros, la cual a nuestro parecer, por un futbolista joven, máximo goleador de segunda división brasileña y en los tiempos que nos movemos, nos resultó especialmente barato. Pero al final salió hasta caro o, al menos, hasta el día de hoy, porque tras tener bastantes oportunidades y un más que pobre rendimiento (no anotando ningún gol), ha ido de cesión en cesión por clubes como E.C. Bahía, Goiás E.C., o como ocurre en esta temporada, a Fortaleza E.C.

Precisamente es este año donde Gustagol parece haber renacido de sus cenizas y aparenta ser, de nuevo, aquel corpulento ariete que tenía el gol en las venas. Es uno de los máximos goleadores sumando todos los torneos de Brasil, en 2018, y ya vuelve a entrar en la mira de equipos europeos como A.E.K. Atenas F.C.

De todos modos, no estamos seguros de que sea lo mejor para su desequilibrada carrera, volver a salir del cobijo de un club donde está otorgando buen rendimiento, a mediados de temporada, como ya le ocurrió en el pasado. Los errores están para aprender y mejorar. Además tiene a su lado a una persona que, desde el banquillo, puede asesorarle en lo mejor para su carrera deportiva, desde una perspectiva de jugador de élite.

Está ante una nueva oportunidad y habrá que estar atento para ver como digiere esta situación que el fútbol le da.