Entrevista: Toni Doblas

Más allá de ser un futbolista que ha dejado una enorme huella en la afición bética y un reconocido portero español, Toni Doblas nos ha cautivado con su excelente trato y respuesta a la hora de realizar esta entrevista. Sin lugar su experiencia y su dilatada trayectoria son, junto a su posición natural de guardamenta, un nuevo punto de vista del que hemos querido nutrirnos para acercaros el fútbol brasileño. Un jugador que ha militado en múltiples conjuntos hasta su actual club, el Ceres-Negros F.C. de la exótica liga filipina. Y aunque el sevillano no haya nacido en Brasil, sí que ha compartido vestuario con no pocos brasileños.


“A Jorginho desde primera hora se le veía que iba a ser un jugador importante.”

FyP: Desde la 2001/2002 ya formabas parte de la primera plantilla del Real Betis Balompié. Allí estuviste hasta el año 2008, justo antes del descenso de categoría. A pesar de que en los últimos años se coqueteó con la bajada de división, viviste los mejores años de la historia reciente del club. ¿Cómo recuerdas estos años? ¿Cuál fue el momento más bonito que te tocó vivir y del que peor recuerdo tienes?

Realmente entro en la primera plantilla en el año 1999/2000. Venía de ganar la Copa del Rey juvenil dos años consecutivos, pero al ser tercer portero y tan joven no pude debutar y me fui al Xerez C.D. Pero esos años fueron muy bonitos, tan solo poder compartir vestuarios con mis ídolos como Finidi, Alfonso… imagínate para un bético como yo. Después de la cesión al Xerez Club Deportivo volví y en la jornada 8 fue cuando debuté. Ese año fue muy bonito. Desde mi debut estuvimos catorce partidos sin perder, creo recordar, y también pudimos acceder a la UEFA Champions League y ganamos la Copa del Rey. Curiosamente esa temporada empecé la temporada jugando en Tercera División con el Real Betis B, así que como transcurrió todo fue increíble.
En cuanto al momento más bonito, sin duda fue conseguir ser campeón de Copa, pero tampoco puedo olvidar la primera vez que jugué en campos como Mestalla, Vicente Calderón, Santiago Bernabéu o Camp Nou.

Lo peor sin duda el final, ya que tuve una lesión al pisar a Fernando Vega en un partido amistoso y me rompí el tobillo. Eso coincidió con que terminaba el contrato y me tuve que marchar del club.

FyP: Antes de entrar en temas más concretos de nuestra entrevista, hay que recordar que coincidiste con Lorenzo Serra Ferrer y Joaquín Sánchez, a día de hoy figuras claves del buen momento del Real Betis Balompié. Se podría decir que ya son leyendas de la historia verdiblanca. ¿Son verdaderamente tan influyentes como puede parecer, en el día a día? ¿Qué destacarías de ellos?

Tuve la suerte de coincidir con los dos. En cuanto a Serra Ferrer, creo que sigue siendo la misma persona que cuando era entrenador. Siempre muy exigente e incluso a veces, tensaba demasiado “la cuerda”, pero eso permite seguir siempre crecimiento. Ahora desde puestos más altos, tiene capacidad de controlar mucha más área y se están viendo los resultados.
Respecto a Joaquín, llevo con él desde los 17 años y siempre ha tenido ese carisma y ese ángel. Pero además de eso, tiene una competitividad innata y lo demuestra aún con la edad que tiene y el rendimiento que está dando, que a nuestra edad no es nada fácil.

FyP: Para enlazar estas preguntas con nuestro late motive, el fútbol brasileño, en esa magnífica etapa coincidiste con los cuatros brasileños más importantes en la historia del club: Edu Schmidt, Denilson, Marcos Assuncçao y Ricardo Oliveira. Todos ellos, y en otros casos como Petros o Iriney, tienen en común que una vez acaban su etapa en la ciudad, quedan muy ligados a la misma y al club en lo sentimental, al igual que ocurre con otros brasileños del Sevilla Fútbol Club como Renato Dirnei por citar algún ejemplo. Tu que has convivido con ellos, ¿por qué crees que les ocurre?

He jugado con muchos brasileños a lo largo de mi carrera, como por ejemplo un muy buen amigo como es Ewerhton Henrique, con el que coincidí en mi estancia en el Real Zaragoza, pero si es cierto que en Sevilla se encuentran como en casa. Realmente diría que es el clima y la gente tan cercana, al igual que ocurre en su país. Y considero que ésa es la clave para que den tan buen rendimiento en ambos clubes sevillanos.

FyP: Por entrar un poco en cada uno de ellos: de Marcos Assunçao es inevitable preguntarte por las faltas. En un reciente vídeo, él explica su mecanismo de golpeo. Pero nos interesa verlo desde el otro punto de vista, la del portero. Debiste sufrirle mucho en los entrenamientos, tanto a balón parado como en juego, del que se habla menos pero que también era de muy alto nivel. ¿Qué puedes decirnos de él?

El comandante… es una persona aparentemente seria, pero una de las que te sorprenden porque resulta ser muy familiar, muy cercana, muy amigo de sus amigos. Coincidió que mi representante en aquella época, llegó a ser su compadre. Aún tengo contacto con él y es una bellísima persona. Respecto a su fútbol, tengo que decir que me quedaba siempre a entrenar con él después de finalizar la sesión. Yo era el tercer portero y sufría sus faltas durante media hora todos los días. Recuerdo como la gente iba a los entrenamientos y se quedaba para verlo a él tirar las faltas. Eso sí, solo aplaudían cuando él anotaba, no cuando yo paraba.

FyP: Edu Schmidt como ejemplo de eso que hablábamos antes, se ha ofrecido en su actual posición, intermediación de futbolistas, para ayudar al club. Ha participado recientemente en la llegada al Real Madrid C.F. de Rodrygo Goes en una importante operación. ¿Le ves en esa faceta o por el contrario te sorprende?

Es una persona muy leal, muy serio, muy buen amigo y lo considero idóneo para ayudar a esas personas que quieren ser futbolistas y dar el salto a Europa, porque él tiene mucha experiencia en ese sentido y además llegó joven a nuestro país. Le auguro muchos éxitos en esa carrera.

FyP: Ricardo Oliveira, como en el caso de Joaquín Sánchez, sigue a muy buen nivel y siendo importante en el C.A. Mineiro. Incluso hace relativamente poco acabó siendo pichichi del Brasileirao. ¿Se cuidaba mucho? ¿Te esperabas una carrera tan dilatada en el tiempo para él?

Ricardo siempre se cuidaba mucho. No bebía alcohol, era muy casero y en definitiva era un atleta puro. No me extraña que siga a buen nivel. Yo además coincidí con él también en el Real Zaragoza, asi que imagínate, lo conozco bastante bien. Él aguantará hasta que quiera, tiene una genética privilegiada.

FyP: Denílson fue en su día el fichaje más caro de la historia del fútbol. En el campo dejaba pinceladas de una imaginación y destreza superior. En esa época, con todo el revuelto mediático, ¿cómo recuerdas el fichaje? ¿Era impactante tenerle cerca? ¿Qué crees que influyó para que finalmente no se diera el rendimiento que se esperase de una contratación de tal magnitud?

De él recuerdo sobre todo, el primer entrenamiento. La ciudad deportiva estaba a reventar. Fue un fichaje ilusionante de Lopera, y el estilo era algo novedoso para nosotros. Un futbolista brasileño que era pura magia, que encaraba, que se iba de todos… pero claro, todos esperaban al final que metiera goles, que fuera el mejor de todos los tiempos. Pero bueno, tenía muy buen nivel pero no llegó a ser ese Ronaldo o Neymar, aunque recuerdo perfectamente que tanto éste como Robinho siempre han dicho que querían ser como Denílson. En definitiva, tengo muy buenos momentos de él, tanto en lo profesional como en lo personal. Era pura alegría y cuando se juntaban con Joaquín o Alfonso el vestuario era otro.

FyP: ¿Podrías contarnos alguna anécdota que no conozcamos con algunos de ellos?

Una de las anécdotas que recuerdo tuvo lugar en la final de la Copa del Rey del 2005. Nosotros jugábamos contra C.A. Osasuna, y después de terminar el partido nos dijo Denílson que él sabía porque habíamos ganado. Le preguntamos el porqué y nos contestó que era porque en la foto oficial eramos uno más. Y nos dimos cuenta que él se puso en la foto del equipo y eramos 12 en vez de 11.

FyP: Cambiando de equipo, cuando llegas a S.S.C. Napoli, coincides con el aterrizaje de Jorginho, jugador cotizadísimo a día de hoy. Llegó joven, pero, ¿se le intuía la proyección que está teniendo? ¿Que nos puedes contar sobre él?

El había llegado en el mercado invernal y recuerdo como me sorprendió que era brasileño pero hablaba un perfecto italiano. La adaptación fue perfecta. Era muy extrovertido, técnicamente con el balón, espectacular, y sobre el campo sobresalía lo tácticamente ordenado que era. Siempre hacía el equilibrio para el equipo. Por eso no me sorprende que su talento haga que sea uno de los grandes mediocentros de Europa y titular en la selección italiana. Desde primera hora se veía que Jorginho iba a ser un jugador importante.

FyP: Y siguiendo con los porteros brasileños, el año pasado el Manchester City F.C. fichó a Ederson por 40 millones de euros y este verano el Liverpool F.C. ha gastado incluso más por Alisson Becker. Respecto a los porteros brasileños y, en general, los sudamericanos, ¿qué referencias tienes? ¿qué puntos favorables y negativos les ves respecto a los porteros europeo?

Referente a los porteros brasileños o sudamericanos, yo creo que vivimos en un mundo muy globalizado, con Internet como principal herramienta, y los estilos son muy parejos. El portero europeo ha cogido del sudamericano el estilo de achicar o de los uno contra uno y por ejemplo, el juego con el pie, que ahora ha cobrado mucha importancia. Pero si tengo que destacar algo de ellos, sería su personalidad y su juego con los pies.

FyP: Por último, que quieres que sea de ti cuando te retires como futbolista.

Aún no lo se, sinceramente. Tengo hasta el nivel II de entrenador, pero creo que podría empezar por ser entrenador de porteros, donde ya tengo alguna propuesta. Y bueno, teniendo en cuenta que soy Licenciado en Periodismo, ojala pudiera hacer algo con respecto a ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *