Análisis: Marcilio Florencio Mota Filho “Nino”

Ficha técnica

  • 09/11/2018
  • Nino
  • 10/04/1997
  • 1,88 m.
  • Brasileño
  • Criciúma E.C.
  • Serie B
  • Central

Rasgos

  • Colocación
  • Práctico
  • Expeditivo

Atributos

Ataque

Defensa

Técnica

Físico

Análisis

Nos gusta elogiar la cantera de Criciúma E.C. porque es una de las grandes olvidadas del panorama español y siempre van curtiendo de futbolistas que, en ocasiones, llegan a la élite del fútbol brasileño. El último en promocionar a un club de importancia ha sido Douglas Moreira con su paso a Fluminense F.C. El protagonista de éste análisis, Nino, aún necesita alguna temporada más en su club de toda la vida, para poder ganar experiencia y dar el salto que, a priori, proyecta.

Es producto íntegro del equipo de Santa Catarina, aunque tuviera un paso fugaz por la cantera de S.C. Recife en el año 2014, con apenas 17 años. El salto al primer equipo lo dio en 2016, aunque de manera testimonial, con tan solo tres encuentros. Ya el año pasado jugó cerca de treinta partidos y ha sido en este 2018 donde se ha asentado como titular en un club que siempre parte entre los favoritos para ascender.

Su posición es la de central, única y exclusivamente. No tiene cualidades físicas ni técnicas para ser usado de lateral ni de pivote defensivo. Su pie preferido, es la derecha, y además podría ser considerado un diestro cerrado.

Físicamente es una mole, un portento, un superdotado. Tanto en altura como en musculatura. Aún así, no tiene un gran salto de piernas y, pese a sus centímetro, no es un punto fuerte su juego aéreo ofensivo. En el defensivo, con la visión del esférico frontal, debido a su buen sentido de la colocación, si es un jugador importante. Lo expuesto en éste párrafo en referencia a su estilo físico, le hace ser un defensor con poca cintura y velocidad de giro, por lo que sufre en defensas abiertas y ante futbolistas habilidosos y regateadores, sobre todo si los recibe en carrera, porque, además, tampoco tiene una gran velocidad.

Sus puntos positivos son, reiterando lo dicho, la colocación y la concentración que muestra durante todo el partido. Es difícil que no salga atento al corte, o no haga una cobertura de manera correcta o pierda una marca a balón parado. Además de ello, su fortaleza sin duda lo hace imperial en el cuerpo a cuerpo y en el choque con los rivales. Amén de que, en una defensa cerrada, con pocos espacios, se crece y saca a relucir sus mejores cualidades.

Confiamos en que llegue a la Serie A, aunque es cierto que aún no le proyectamos un gran equipo brasileño, si pule deficiencias lógicas de su edad y gana confianza, tampoco le cerramos la puerta a un club que luche por disputar la Copa Libertadores en un futuro.