Análisis: Lucas Ribeiro dos Santos

Ficha técnica

  • 23/12/2018
  • Lucas Ribeiro
  • 19/01/1990
  • 1,90 m.
  • Brasileño
  • E.C. Vitória
  • Serie B
  • Central

Rasgos

  • Colocación
  • Juego aéreo
  • Proyección
  • Control de balón

Atributos

Ataque

Defensa

Técnica

Físico

Análisis

Un central moderno está naciendo en Salvador de Bahía. Y decimos moderno porque ahora, en la búsqueda de los distintos perfiles futbolísticos, cobra importancia el estilo de defensor que es nuestro protagonista, Lucas Ribeiro. Producto al cien por cien del conjunto del que defiende los colores, se espera que de el salto definitivo en el 2019, donde E.C. Vitória luchará por ascender a la Serie A, tras su fracaso en la máxima competición brasileña.

Su puesto es, como hemos referido, el de defensa central. No obstante, aunque no ha sido probado, creemos que como pivote defensivo podría dar un rendimiento muy positivo.

Sus puntos más destacables son su sentido de la colocación en el terreno de juego y la salida de balón, que lo hace con gran precisión y con sangre fría. Es un futbolista que ante la presión consigue templar los nervios y salir airoso. Sin embargo, en ocasiones, hace pases comprometidos a los compañeros y es un factor que tendrá que mejorar con el tiempo, la toma de decisiones en este aspecto. Amén de todo ello, posee una alta concentración durante el partido.

Físicamente, su altura le permite ser una referencia tanto defensiva como ofensiva en los duelos aéreos de las jugadas a balón parado. Y pese a que, su musculatura debe ensanchar y creemos que lo hará en los próximos dos años, a su favor cabe decir que no se arruga al choque y va bastante fuerte a los rivales, sobre todo cuando éstos reciben de espalda.

Ha sido un nombre que ha salido usualmente en las categorías inferiores de las distintas edades de la selección brasileña, marca inexcusable de que, al menos, hay que seguir muy de cerca la evolución de éste central en su etapa profesional.

Su puesto es, como hemos referido, el de defensa central. No obstante, aunque no ha sido probado, creemos que como pivote defensivo podría dar un rendimiento muy positivo.

Sus puntos más destacables son su sentido de la colocación en el terreno de juego y la salida de balón, que lo hace con gran precisión y con sangre fría. Es un futbolista que ante la presión consigue templar los nervios y salir airoso. Pero en ocasiones, hace pases comprometidos a los compañeros y es un factor que tendrá que mejorar con el tiempo, la toma de decisiones en este aspecto. Amén de todo ello, posee una alta concentración durante el partido.

Físicamente, su altura le permite ser una referencia tanto defensiva como ofensiva en los duelos aéreos de las jugadas a balón parado. Y pese a que, muscularmente debe ensanchar y creemos que lo hará en los próximos dos años, a su favor cabe decir que no se arruga al choque y va bastante fuerte a los rivales, sobre todo cuando éstos reciben de espalda.

Ha sido un nombre que ha salido usualmente en las categorías inferiores de las distintas edades de la selección brasileña, marca inexcusable de que, al menos, hay que seguir muy de cerca la evolución de éste central en su etapa profesional.